Pensamientos repetitivos

El pensamiento repetitivo, ciclico, es una forma de obsesión de la mente que normalmente interpretamos como señal de importancia y verdad, cuando justamente es lo contrario, señal de confusión, obsesión y distorsión de la realidad.

El pensamiento en su forma natural, armonica, es práctico y resolutivo, esporádico y siempre fresco, relacionado con la situación actual, con el entendimiento del entorno o lo que hay que hacer. Es una herramienta maravillosa.

Sin embargo el estado habitual de la mente humana hoy en día es la continua proyección al pasado o al futuro con temas que no son de importancia real para lo que está sucediendo, sino que genera un problema inexistente basado en los miedos, deseos, apegos y bloqueos emocionales que podamos estar experimentando. Que son también proyectados por la mente para generar la necesidad de pensar incansablemente sobre temas que refuercen la importancia de aquello que nos saca del presente.

Este es el mecanismo básico de la mente para reforzar la identidad basada en el ego y la disfuncionalidad, la preocupación constante por aquello que pasó o puede pasar, y así mantener el olvido de la verdad de la vida, de lo que somos, de lo que es. 

Photo by Mithul Varshan on Pexels.com

El refinamiento de la mente

Un monje dedicado al adiestramiento mental más alto debe, de vez en cuando, prestar atención a tres cosas. Debe, de vez en cuando, prestar atención a la concentración; de vez en cuando al esfuerzo enérgico y de vez en cuando a la ecuanimidad.

Si un monje dedicado al adiestramiento mental más alto prestara atención exclusiva a la concentración, es posible que su mente caiga en la indolencia. Si prestara atención exclusiva al esfuerzo enérgico, es posible que su mente caiga en el desasosiego. Si prestara atención exclusiva a la ecuanimidad, es posible que su mente no se concentre
como es debido en la destrucción de las corrupciones (āsava).

Pero si, de vez en cuando, presta atención a cada una de estas tres cosas, su mente será flexible, maleable, lúcida y no difícil de manejar, y estará bien concentrada en la destrucción de las corrupciones.

Suponed que un orfebre o su aprendiz construyen un horno, encienden el fuego en su boca, toman el oro con unas tenazas y lo ponen sobre el horno. De vez en cuando soplan, de vez en cuando lo rocían con agua, de vez en cuando lo examinan de cerca. Si el orfebre soplara sobre el oro constantemente, lo calentaría demasiado. Si lo rociara con agua constantemente, se enfriaría. Si solamente lo mirara, el oro quedaría totalmente refinado. Pero si el orfebre atiende de vez en cuando a cada una de estas tres funciones, el oro se hará flexible, maleable y brillante. Entonces puede ser moldeado, y cualquiera que sea el adorno que el orfebre desee hacer, bien sea una diadema, unos pendientes, una gargantilla o una cadena, ya puede usar el oro para ese propósito.

De forma similar son tres las cosas a las que un monje dedicado al entrenamiento mental más alto debe prestar atención de vez en cuando: concentración, esfuerzo enérgico y ecuanimidad. Si presta atención regular a cada una de ellas, su mente se hará flexible, maleable, lúcida y no difícil de manejar y estará bien concentrada en la
destrucción de las corrupciones.


ANGUTTARA NIKAYA, Discursos del Buda. Versión de Nyanaponika Thera.

Refinar la mente

Ventana vacía

Imagina que pudieras llevar tu atención de forma tan puntual como para experimentar lo que vive una de tus células.

Igual que podemos llevar nuestra atención a una de nuestras manos y sentir lo que la mano siente. A través de una concentración de la atención la experiencia cambia y se expande la percepción de una parte concreta del cuerpo.

También podemos hacer eso mismo con cosas no físicas. Con sentimientos, recuerdos o deseos. Llevar nuestra atención hacia eso y hacerlo parte predominante de nuestra experiencia.

Imagina que pudieras llevar tu atención a una célula de tu cuerpo, o a una molécula o atomo de una de esas células. Y que todo lo que experimentaras fuera a través de esa ventana de percepción de un atomo, aún seguirías siendo quien eres pero tu experiencia sería extremadamente limitada.

Algo así es la vida humana, pura conciencia viviendo a través de la ventana de percepción del ego personal. Sin saber que todo lo que experimentamos es un punto de vista de la inmensidad de lo que es, que ve a través de todos los ojos, que son los átomos vacíos que sirven de ventana de la conciencia.

Un rezo para ti

Que descubras la vida
que está libre de dolor.
Que tu mente se ilumine en la verdad.
Que puedas conquistar el miedo a la muerte.

Que nunca te avergüences
de la presencia del Espíritu Santo.
Ni sientas la necesidad de defenderte
de cualquier manera personal.


Que tu confianza sea grandiosa.
Tu corazon lleno de amor.
Y lleves contigo el perfume
de la presencia del señor.


Donde quiera que vayas
esta es la oración
que hago para ti.
En el nombre de
el espiritu santo de dios.


Que así sea.
Om
Shanti Shanti Shanti

May you discover the life
Which is free of sorrow
May your mind be illumined
In the Truth
May you conquer the fear of death


May you never be ashamed
Of the presence of the Holy Spirit
Nor feel the need to defend yourself
In any personal way


May your trust be great
Your heart full of love
And may you carry the perfume
Of the Lord’s presence


Wherever you go
This is the prayer
That I make for you
In the name of
The Holy Spirit of God


So be it
Om
Shanti Shanti Shanti