Silencio II

‎A lo largo de los tiempos que tendieron sus caminos para este andar de mis horas he comprobado que entre las cosas que pierden valor mas prontamente, estan las palabras. De nada sirvieron sino las apoyaba un conducta, una actitud definida y hasta heroica, un gesto en el que el hombre jugaba el caudal de su sangre o su sueño. Quien pueda vivir con pocas palabras, o sin ellas, estará siempre en condición de comprender, como leyendo en las constelaciones, los estados profundos del Ser.
Atahualpa Yupanki

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s