Música armónica y Frecuencias Solfeggios

Llevo un tiempo queriendo investigar sobre frecuencias musicales y de vibración, y justo hoy me encuentro con esta información:

¿CUÁNDO NOS CAMBIARON LA FRECUENCIA DE 432Hz a 440Hz DE LA NOTA MUSICAL “LA” Y POR QUÉ?

Un ministro de propaganda nazi llamado Joseph Goebels creó un decreto universal en 1939 por el cuál se instaba a todo el mundo a afinar el LA musical a 440 Hertzios, en lugar de a 432 Hz, frecuencia a la que se afinaba toda la música hasta el momento. Desde 1939 hasta hoy en día se ha entonado a esa frecuencia.Esto provoca en la gente pensar y sentir de una manera determinada y se la mantiene sumida en un desorden interno. En 1953 el decreto de Goebels fue aprobado por parte de la Organización Internacional de Normalización (ISO).
Esto ocurrió a pesar de los esfuerzos de un gran número de músicos franceses que apoyados por el Conservatorio de París, organizaron un referéndum para preservar el LA afinado a 432 Hz.

El LA afinado a 432hz ha estado oculto al mundo por ser el punto de balance sónico de la naturaleza.“432 Hz vibra en los principios de la media de oro PHI y unifica las propiedades de la luz, tiempo, espacio, materia, gravedad y el magnetismo con la biología, el código del ADN y la conciencia.

La afinación natural a 432 Hz tiene efectos profundos en la consciencia y también en el nivel celular de nuestro cuerpo.
“Por la re-sintonización de instrumentos musicales y el uso de la afinación de concierto a 432 hertzios en vez de 440 hertzios, tus átomos y el ADN empiezan a resonar en armonía con la espiral de PHI de la Naturaleza.” (Brian T. Collins)

Toda la música que escuchamos en este momento, genera una frecuencia inarmónica con el planeta y con el organismo humano.

Una nota hace 12 armónicos, porque pone en resonancia las 12 notas de la escala musical (con medios tonos y sostenidos). Las notas hacen 12 armónicos, cuando se toca una nota afinada a un LA afinado a 432 Hz. Cuando uno toca en un LA afinado a 440 Hz, sólo se hacen 8 armónicos. La música afinada a 440 Hz es música muy pobre.La frecuencia del planeta Tierra es de 8 Hz. Las ondas alfa, la frecuencia del cerebro en estado de relajación profunda, son ondas a 8 Hz. Afinar a 440, hace que la base no sea 8, sino 8’25, lo cual significa que los armónicos que generan no son armónicos con el planeta.

El Ser Humano funciona en un rango de frecuencia que va de 16 a 32 Hertzios, lo que equivale en la escala musical, del do al do, o sea, una octava. Afinar a 440 Hz tampoco es armónico con la frecuencia del Ser Humano porque la base es 16,5.
La primera alteración física que podemos notar cuándo llevamos un rato escuchando música, es cansancio, fatiga, ganas de no hacer nada, y esto sucede porque los armónicos de la música no encajan con la frecuencia vibratoria del ser humano.

La frecuencia en la que nos mete la música afinada a 440 Hz nos hace sentir inseguridad, miedo, angustia y desorden interno.
Durante muchos años ha interesado que la Humanidad esté sumida en la oscuridad.Si la música no está en armonía con el planeta, no está en armonía con el Ser humano y cómo consecuencia se producen alteraciones en ambos.
Para evitar que esto continúe sucediendo, deberíamos afinar la música a 432 Hz. Y podemos hacerlo pasando toda nuestra música al ordenador, y utilizar un programa que permita bajar la frecuencia. Las interpretaciones sonarán un poco más lentas, pero es casi imperceptible. Hay programas de ordenador que sirven para manejar, editar y grabar música. Por ejemplo el de Mac, Garage Band.

Esta música después se debe pasar a DVD en lugar de en CD, porque los CD’s no tienen capacidad de manejar 12 armónicos, sólo manejan 8 armónicos, y no serviría de nada porque estaríamos recortando 4 armónicos.

La música grabada en CD es cortante, dura, fría, en cambio grabada en DVD es más cálida porque permite grabar con los 12 armónicos.

Y dentro de mis investigaciones también he dado con las Frecuencias Solfeggios:

“Las frecuencias Solfeggio incluyen seis frecuencias. Estas seis frecuencias que vienen del himno a San Juan Bautista, en el cual en cada una de las primeras sílabas de cada palabra con la que comenzaba este himno, (los cantores) le daban la entonación que después fueron llamadas las frecuencias de solfeggios. Estas primeras silabas tenían la característica de que cada una de ellas estaba en un tono superior a la que le precedía y además terminando en vocal con lo cual daba la posibilidad de ser cantada muy bien. La doble característica que tiene el haber cogido la música y haberla estructurado, en cierta medida nos dio la consecuencia de que por un lado nos separáramos de esta música, la llamada Frecuencia del Solfeggios, que estaba constituida de una manera tal que se conectaba muy bien con todo lo que era la parte espiritual.”

Los nombres de las notas musicales se derivan del poema, UT queant laxis del monje benedictino friulano Pablo el Diácono, como decíamos específicamente de las sílabas iniciales del Himno a San Juan Bautista.

Las frases de este himno, en latín, son así:

UT queant laxis
Resonare fibris
Mira gestorum
Famuli tuorum
Solve polluti
Labii reatum
Sancte Ioannes

Y en español significa:

UT:                          para que
qüeant resonare:  puedan cantar
mira gestorum:    de los milagros
famuli tuorum:     los siervos tuyos
laxis fibris:            a pleno pulmón
Sancte Johannes: San Juan
solve reatum:       disuelve los pecados
polluti labii:           labios impuros

Los monjes de la antigüedad cantaban “a capella” este poema sagrado:

1- UT– queant laxis

2- RE– sonare fibris

3- MI– ra gestorum

4- FA– muli tuorum

5- SOL– ve polluti

6- LA– O biireatum

De allí se tomaron los nombres de la escala musical, y posteriormente se transformo el UT en Do y se le agregó el Si como 7 nota:

7- SI– Sancte Iohannes

“El canto Gregoriano manejaba estas frecuencias, y por ello estos coros realizaron sanaciones milagrosas entre los monjes y los feligreses que los escuchaban.
Era una música que liberaba algo dentro del cuerpo; incluso dentro de la secuencia que mas adelante se ha descubierto con respecto a la estructura del universo, se habla que estas seis frecuencias están aparejadas con lo que es la secuencia primordial de emanación, como estructura geométrica para la creación de todo el universo, o sea estamos hablando de algo de significación increíble.”

“Hoy se afina la nota La a 440 HZ ciclos por segundo y en aquel momento se estaba trabajando a 415 poco a poco se fue subiendo a 430 y hasta que llegamos al día de hoy a 440, pero lamentablemente aquí nos íbamos separando de la frecuencia original, esta frecuencia original que no es originalmente este UT que inicialmente era de 396 HZ realmente no era el Do como se planteaba, se le puso este nombre pero el Do real que se trabaja hoy en día esta mas cerca de 528 que es el Mi, esta es la nota de la transformación incluso la usan lo ingenieros de hoy día los ingenieros genetistas, bioquímicos para reparar las estructuras del ADN que están rotas, o sea a través de la radiónica prácticamente exponiendo la estructura del ADN. Estos sonidos que vemos que pueden reestructurar, entonces estamos hablando de algo realmente que es la vida, la vida nuestra y la que existe no solamente en nuestro planeta sino en este universo.”

“La música no ha sido hecha como lo entendemos hoy como si fuera música simplemente para los oído, sino que estaba hecha para se entendida por el oído interno, para el alma y es lo que realmente estamos entendiendo gracias a Dios, con este acercamiento de las frecuencia del solfeggio que además tienen unos dibujos fantásticos según han sido medidas con el método del famoso Doctor Japonés Masaru Emoto. El Dr. Emoto examino cristales de agua con el entendimiento de que el amor y la gratitud tienen un poderoso impacto en la apariencia de las moléculas del agua. Como sabemos, el agua opera conscientemente, respondiendo rápidamente a la oración para purificarse, y como nosotros estamos hechos mayormente de agua, nuestros cuerpos también resonarán en armonía con la frecuencia solfeggio, vibrando con AMOR y purificación.”

 masaro-emoto-2.jpg  masaru-emoto.jpg  masaru-emoto-1.jpg
 masaru-emoto-3.jpg  masaru-emoto-4.jpg  masaru-emoto-5.jpg

Imágenes de los experimentos con la música de Los Mensajes del Agua

Entonces vemos la relación de las Frecuencias Solfeggios con los distintos puntos de los chakras y para que se utilizan.

UT:    396 Hz –   Frecuencia para liberar el miedo y la culpabilidad
RE:    417 Hz –    Frecuencia para deshacer las situaciones y facilitar el cambio
MI:    528 Hz –   Frecuencia para la transformación y los milagros.
                             Reparación del ADN
FA:    639 Hz –   Frecuencia para la conexión y las relaciones
SOL: 741 Hz –    Frecuencia para el despertar de la intuición
LA:   852 Hz  –   Frecuencia para volver al orden espiritual

“Para trabajar verdaderamente cada una de las frecuencias, y lo que nos podría producir en las distintas partes del cuerpo como así con los chakras, cuando interactúa la frecuencia respecto a ellos, al mismo tiempo recordemos que el cuerpo tiene su propia resultante vibracional o sea que estamos hablando de un encuentro entre todo lo que somos con respecto a algo que viene a balancear a equilibrar y es la palabra clave en este sistema, el balance, el equilibrio para mi entender, estamos viviendo en un sistema totalmente desbalanceado, desequilibrado, es una cosa realmente seria porque las construcciones que hacemos, la vida que llevamos están totalmente desbalanceadas están totalmente fuera de código y se ven los resultados las persona padeciendo enfermedades depresiones alteraciones, que realmente no vendrían a lo que uno tiene que realmente vivir en esta experiencia, que seria realmente disfrutar del camino.”

Tenemos a nuestra disposición una herramienta maravillosa, la cual podemos utilizar para nuestro propio crecimiento, sanación, armonización; de nosotros depende el utilizarla. Aprovechemos entonces, la oportunidad que nos entrega este conocimiento; a lo mejor es el momento que volvamos a las prácticas de sanación que tenían nuestros ancestros y dejar la angustia y la vida llena de estres, de la violencia, del engaño y la frustración y podamos sentarnos a escuchar el ritmo de nuestro corazón, acompasándolo a la vibración del cuenco de cuarzo, o simplemente ¡cantar y cantar!, pero una cosa si es cierta: la paz es un camino que se hace dando el primer paso, y como siempre digo la desición es tuya.

Información parcialmente extraida de la web: http://www.yosoyluz.cl/?p=731

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s