La compulsión de satisfacer

Int: Todos los deseos son penosos, tanto los santos como los no santos.

Mah: No son lo mismo y el sufrimiento tampoco es el mismo. La pasión es penosa, la compasión — nunca. El universo entero se esfuerza para cumplir un deseo nacido de la compasión.

Int: ¿Lo supremo se conoce a sí-mismo? ¿Es lo Impersonal consciente?

Mah: La fuente de todo tiene todo. Todo lo que brota de ella debe estar ya allí en forma de semilla. Y de la misma manera que una semilla es la última de innumerables semillas y contiene la experiencia y la promesa de innumerables bosques, así lo No conocido contiene todo lo que fue o podría haber sido y todo lo que será o podría ser. La totalidad del campo de hacerse/volverse (become) está abierto y accesible; el pasado y el futuro coexisten en el eterno ahora.

Int: ¿Está usted viviendo en lo Supremo No Conocido?

Mah: ¿Dónde, si no?

Int: ¿Qué le hace a usted decir eso?

Mah: Ningún deseo surge nunca en mi mente.

Int: ¿Es usted entonces inconsciente?

Mah: ¡Por supuesto que no! Yo soy plenamente consciente, pero puesto que ningún deseo o temor entra en mi mente, hay silencio perfecto.

Int: ¿Quién conoce el silencio?

Mah: El silencio se conoce a sí-mismo. Es el silencio de la mente silente, cuando las pasiones y los deseos están silentes.

Int: ¿Experimenta usted deseos ocasionalmente?

Mah: Los deseos son sólo ondas en la mente. Usted conoce una onda cuando la ve. Un deseo es sólo una cosa entre muchas. Yo no siento ningún impulso de satisfacerlos, no hay necesidad de emprender ninguna acción al respecto. La liberación del deseo significa esto: la compulsión de satisfacer está ausente.

Int: Usted no es un ser humano instruido. Usted no ha leído mucho y lo que usted ha leído u oído, quizás no se contradecía. Yo estoy muy bien educado y he leído mucho, y he encontrado que los libros y los maestros se contradicen unos a otros irremediablemente. De aquí que todo lo que leo u oigo, lo tomo en un estado de duda. «Puede que así sea, o puede que no sea así» es mi primera reacción. Y como mi mente es incapaz de decidir lo que es verdadero y lo que no lo es, me quedo atrapado en mis dudas. En el Yoga una mente dubitativa es una tremenda desventaja.

Mah: Me alegra escucharlo; pero mi Gurú también me enseñó a dudar — de todo y absolutamente. Él me dijo: «niega la existencia a todo excepto a ti mismo». Por medio del deseo usted ha creado el mundo con sus sufrimientos y placeres.

Int: ¿Debe ser también doloroso?

Mah: ¿Y cómo no iba a serlo? Por su naturaleza, el placer es limitado y transitorio. Del sufrimiento nace el deseo, en el sufrimiento busca su satisfacción, y acaba en el sufrimiento de la frustración y de la desesperación. El sufrimiento es el trasfondo del placer, toda búsqueda de placer nace en el sufrimiento y acaba en el sufrimiento.

Extracto del libro de conversaciones con Sri Nisargadatta Maharaj titulado “Yo soy eso”.
Libro “Yo soy Eso” completo para descarga

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s