El gran teatro

Todo sucede siempre en el mismo escenario. Todas las historias son representadas en el mismo teatro. Por mucho que cambie la escenografía, sigue siendo el mismo teatro. Aunque sea una historia en la ciudad o en el campo, en una montaña o en un barco, en una habitación o dentro de la mente de uno de los personajes, siempre sigue síendo el mismo teatro.

Y en ese teatro todos son actores. Y también son espectadores. De a rato cambian los roles. Con cada nueva obra cambian los papeles y son personas diferentes. Pero siempre los mismos actores, haciendo todos los papeles en el mismo teatro. La única diferencia es quien cree ser el personaje y quien sabe que es el actor.

Nuestra misión, aquella única tarea que puede llegar a considerarse verdadera, es recordar. Recordar que eres el actor y no el personaje. Que eres el espectador y no la historia. Que eres el teatro y no la obra. Que eres donde sucede la experiencia y no las experiencias que se suceden. Que eres el espacio donde aparece la materia. El silencio donde se crea la escucha. La permanencia que observa lo impermanente.

cropped-telon2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s