Todo es la luz – Entrevista a Nikola Tesla en profundidad en 1899

Entrevista que el científico Nikola Tesla concedió para la revista “Immortality” en su laboratorio en Colorado Springs en el año 1899.

Todo es la Luz. En uno de sus rayos está el destino de las naciones, cada nación tiene su propio rayo en esa gran fuente de luz, que vemos como el sol. Y recuerde, ¡no hay hombre que existía y no murió! 

PERIODISTA: Sr. Tesla, Usted ha ganado la gloria del hombre que se involucró en los procesos cósmicos. ¿Quién es usted, señor Tesla?

TESLA: Es una pregunta correcta, Sr. Smith, y voy a tratar de darle la respuesta adecuada a la misma.

PERIODISTA: Dicen que es Usted del país de Croacia, de la zona denominada Lika, donde junto con el pueblo están creciendo los árboles, las rocas y el cielo estrellado. Dicen que su pueblo natal lleva el nombre de las flores de la montaña, y que la casa donde nació, se encuentra junto al bosque y la iglesia.

TESLA: Realmente, todo es verdad. Estoy orgulloso de mi origen serbio y mi patria croata.

PERIODISTA: Futuristas dicen que el Vigésimo y Vigésimo primer siglo, nacieron en la cabeza de Nikola Tesla. Celebran el campo magnético a la inversa y cantan himnos a motor de inducciones. Su creador fue llamado el cazador que atrapó la luz en sus redes desde las profundidades de la tierra, y el guerrero que capturó fuego del cielo. Padre de corriente alterna hará que la Física y la Química dominen la mitad del mundo. Industria lo proclamará como su supremo santo, un banquero de los mayores benefactores. En el laboratorio de Nikola Tesla por primera vez se ha roto un átomo. Se ha creado un arma que hace las vibraciones sísmicas. Allí se descubrieron rayos negros cósmicos. Cinco razas le rezarán en el templo del futuro, porque les había enseñado un gran secreto – que los elementos de Empédocles se pueden regar con las fuerzas de la vida de los éteres.

TESLA: Sí, estos son algunos de mis descubrimientos más importantes. Aún así soy un hombre derrotado. No he logrado lo más grande que he podido.

PERIODISTA: ¿Qué sería eso, señor Tesla?
TESLA: Quería iluminar toda la tierra. Hay electricidad suficiente para convertirse en un segundo sol. La luz aparecería alrededor del ecuador, como un anillo alrededor de Saturno.
La humanidad no está preparada para lo grande y bueno. En Colorado Springs he empapado la tierra por la electricidad. También podemos regar las otras energías, como la energía mental positiva. Se encuentran en la música de Bach o Mozart, o en los versos de los grandes poetas. En el interior de la Tierra, hay energía de alegría, paz y amor. Sus expresiones son una flor que crece de la tierra, los alimentos que salen de ella y todo lo que hace patria del hombre. He pasado años buscando la manera de que esta energía pudiera influir en la gente. La belleza y el aroma de las rosas puede ser utilizado como una medicina y los rayos del sol como alimento. La vida tiene un número infinito de formas y el deber de los científicos es encontrarlas en todas las formas de la materia. Tres cosas son esenciales en este sentido. Todo lo que hago es una búsqueda de ellas. Sé que no las voy a encontrar, pero no voy a renunciarlas.

PERIODISTA: ¿Qué son estas cosas?

 

Sigue leyendo

Anuncios