Es tan simple un abrazo

Es tan simple un abrazo!
Todos los cuerpos coinciden magneticamente en un abrazo.
No es la anatomia…
Mi cuerpo ha calcado sin esfuerzo el contorno de pechos, vientres, espaldas, brazos y piernas de las mas diversas morfologias.
Me he tornado concava y convexa, la contraforma de la piedra, el arbol, el perro, la palma de otra mano, la espiral de la trompa de un elefante…
El continente del mono, del anciano, del recien nacido, y hasta del mismo cuenco y la fragil flor.
Acaso no conoces la inmesidad de abrazar el desierto boca abajo sobre el arena?
No haz sido agua abrazando la no-forma del oceano?
Mi cuerpo magico es maleable como el barro fresco cuando lo embebe el Amor…
El abrazo nos quita la ilusion de la forma, y nos “infinita”

Gracias Luz

Elefante pintando un cuadro

Todos estamos evolucionando y aprendiendo. Este elefante está aprendiendo a pintar, y lo hace de maravilla. Por lo que he podido encontrar esto sucede en Tailandia, el elefante tiene 4 años y se llama Suda, el mismo nombre con el que firma el cuadro.

Dicen que en el lugar donde vive Suda es tratado como un artista, recibe visitas diarias de gente que quiere verlo pintar y el dinero que pagan las visitas es usado para mantenimiento del lugar y la comida de los elefantes.

Y aquí alguien que parece saber algo mas del tema y lo explica en el video.

Cuecueyos – Centros energéticos humanos en la cultura Mesoamericana

En de la práctica de Kinam se dedica un esfuerzo especial a la activación de los Cuecueyos o centros energéticos, conocidos en otras partes del mundo como Chakras. Tales “órganos de luz” fueron reflejados con frecuencia en el arte mesoamericano, con la apariencia de soles que descienden. Gracias a los códices Borgia, Laúd y Fejervary, en la actualidad podemos conocer los nombres que les daban.

Las creencias del México antiguo sostenían que nuestra estructura básica no es de naturaleza física, sino energética. Somos campos magnéticos por donde se mueven las corrientes de Tleyotl o energía vital, responsables de mantener con vida a los órganos. Cada una de esas corrientes tiene un centro motor al que los nahuas llamaban Kuekueyotl, espiral luminosa, de la raíz Kue,curva, vórtice, movimiento, brillo. Otro nombre que le daban era Tsitsimitl, flechas esplendentes.

Los centros energéticos fueron descritos del siguiente modo por los informantes mexihkas: “Con nuestros cuecueyos iluminamos al mundo. En el sitio donde están nuestras luminarias, allí tenemos luz” (Códice Matritense). El término “luz”, en este caso, significa “sentido”, ya que la función de estos centros consiste en “filtrar” las impresiones que recibimos del exterior, a fin de producir panoramas perceptuales completos de índole sexual, emocional, mental, etcétera.


Nombres, ubicación y funciones de los centros energéticos
Sigue leyendo