La violencia

Si quieres hacer desaparecer la violencia de tu vida,

debes conocer un secreto,

la violencia no se vence afuera,

la violencia se vence adentro.

Expulsar la negatividad de nuestra vida, poder encontrar espacios de paz y silencio en soledad, y escucha sincera en compañía, tiene como desafío a superar el darse cuenta de que la violencia, el enojo, la rabia… no vienen de fuera, vienen de dentro. Afuera pueden quizás suceder situaciones violentas, incluso ahí podemos mantenernos sin violencia interna, accionando desde otra energía. Aunque esos también son casos poco comunes, en la vida actual de muchas personas la violencia está instalada en el comportamiento cotidiano, desde la forma de tratarse, al vocabulario, al rechazo a lo ajeno o el humor. Y gran parte de ellas ni siquiera se dan cuenta. Lo ven reflejado en el espejo y lo toman como algo externo. Ese es el gran desafío.