Islander (Isleño) – Dancefilm (Videodanza)

Comparto hoy este hermoso video (videodanza, videoclip, videoarte… arte puro) que me ha resultado muy inspirador. Islander (Isleño). El propio autor -Derek Pedrós- lo presenta así:

Ser un isleño es más que un sentido de pertenencia.
Es una marca que vive y te acompaña toda tu vida, donde sea que vayas o vivas.
Es sentirse completo en un lugar donde otros se sienten aislados.
Libre, donde otros se sienten limitados.
Es a veces sentir la enorme necesidad de huir, y siempre la brutal necesidad de regresar.
Este dancefilm se trata de lo que compartimos aquellos que crecimos con el rumor de las olas que marcando el incesante pulso.
Sobre aquellos de nosotros que hemos crecido en un lugar donde tenemos la oportunidad de conocer quienes somos realmente.

Aquí el video y más información en la página original del autor en Vimeo

Pierrot el loco – Maravillosa escena

– ¿Porqué te ves triste?

– Porque me hablas con palabras, y yo te miro con sentimientos.

‘Pierrot el loco’, 1965, Jean-Luc Godard

Los Koguis vuelven al mar

Hace cinco siglos, antes de que los españoles hicieran del Caribe su ruta a las Indias, gran parte de los pueblos de la Sierra Nevada de Santa Marta vivían a orillas del océano, emprendían largas travesías en busca de pescado y recolectaban caracuchas, similares al caracol, que consumían trituradas y mezcladas con hojas de coca para pensar y comunicarse mejor.

“El mar era la madre”, dice el mito de creación de los koguis. Sin embargo, según cuenta Alessandro Martínez, del grupo de arqueología del Instituto Colombiano de Antropología e Historia, con la llegada de los “bárbaros” muchos indígenas fueron sometidos y esclavizados hasta desaparecer, y los que sobrevivieron buscaron refugio en la montaña litoral más alta del mundo, la Sierra Nevada de Santa Marta, donde el clima y las pendientes detuvieron a los españoles en su empresa conquistadora.

Allá han vivido por décadas koguis, arhuacos, wiwas y kankuamos, cuatro pueblos que cambiaron la pesca por la agricultura y terminaron adaptándose a una vida lejos del mar. Sin embargo, con las olas dejaron buena parte de sus sitios sagrados, “donde los mamos (sus máximas autoridades) se concentran, traen las ideas, la fuerza para gobernar, cuidan el equilibrio entre hombre y naturaleza e impiden tanta catástrofe”, según comenta José de los Santos Sauna, cabildo gobernador de los koguis.

Sigue leyendo