Quiero decirte que Te Amo

Quiero decirte que Te Amo,
mas quiero que lo entiendas
en su profundidad.
No te quiero, Te Amo.

No quiero nada de ti,
no te necesito,
sólo Te Amo,
sin expectativas.

Sin importar con quien decidas
compartir ahora tu camino.
Sin importar lo que el pasado
cuenta hoy sobre nosotros.

Te Amo,
igual que a todos los seres.
Te Amo,
igual que Me Amo a mi.

Todo lo que siento en ti,
sé que también está en mi.
Aún en la distancia
sigues estando aquí.

Cada uno de nuestros latidos
es parte del mismo pentagrama.
La música del corazón del Ser
que acompaña la danza universal.

Te Amo. Nos Amo. Amo.

Anuncios

Me declaro vivo

Saboreo cada acto.

Antes cuidaba que los demás no hablaran mal de mí,
entonces me portaba como los demás querían
y mi conciencia me censuraba.

Menos mal que a pesar de mi esforzada
buena educación siempre había alguien difamándome.
¡Cuánto agradezco a esa gente que me enseñó
que la vida no es un escenario!
Desde entonces me atreví a ser como soy.

He viajado por todo el mundo, tengo amigos de todas las religiones;
conozco gente extraña:
católicos, religiosos pecando y asistiendo a misa puntualmente,
pregonando lo que no son,
personas que devoran al prójimo con su lengua e intolerancia,
médicos que están peor que sus pacientes,
gente millonaria pero infeliz,
seres que se pasan el día quejándose,
que se reúnen con familia o amigos
los domingos para quejarse por turnos,
gente que ha hecho de la estupidez su manera de vivir.

El árbol anciano me enseñó
que todos somos lo mismo.

La montaña es mi punto de referencia:
ser invulnerable, que cada uno diga lo que quiera,
yo sigo caminando indetenible.

Soy guerrero:
mi espada es el amor,
mi escudo el humor,
mi hogar la coherencia,
mi texto la libertad.

Si mi felicidad resulta insoportable, discúlpenme,
no hice de la cordura mi opción.
Prefiero la imaginación a lo indio,
es decir inocencia incluida.

Quizás solamente teníamos que ser humanos.

Sigue leyendo

Menorka Kompartida

Una,
dos,
tres,
cuatro…
hasta cinco bicicletas…en marcha o aparcadas juntas…

Casi cien bridas compartidas, los “bicivoladores”,
un “no pedaleamos más en horas de Sol”,
otro “hoy no bebo”, un sin fin de emociones,
una convivencia,
una no,
varias a la vez…

Otro silbido, otra canción…otra melodia…
Música, mucha música y otra siesta con ojos abiertos…

Unos largos en el agua cristalina,
otra sirena reencontrada,
¿hechas unas palas?,
natación sincronizada,
unas risas que te llenan el alma…

Una coraza que se cae,
y otra,
y otra…pelar cebollas siempre me ha hecho llorar…

Catarsis individual y colectiva,
miradas cómplices,
confesiones al atardecer,
ensaladas frías de garbanzos,
de judías…
Kañas con olivas
u olivas a punta pala sin kañas…

Perdemos el avión, el ferry y lo que haga falta…
Menorka kompartida…
Dedos que paran coches o coches que se paran ante esa sonrisa…

Un GRACIAS por recordarme lo que soy…
Un iros de la fiesta que yo me quedo, ¡y tan contenta!
o un …¡si me queréis…irsus!
Que yo soy capaz…y ya se me olvidaba…

Otro romance más…no uno, sino varios…

Cierto Manu…ahora toca enamorarme de mí misma…en ello estamos

¡Qué gran regalo el que me esperaba en la Isla Mágika!

No una,
ni dos,
ni tres,
ni cuatro,
ni cinco…
sino hasta cien sensaciones aparcadas que ahoran giran y giran…

 

 

Gracias Iolandeta ‘la poeta en movimiento’, por permitirme compartir tu arte.

Destino

Hoy he visto un cortometraje de animación que me ha impresionado. Es una pieza con una historia muy especial:

“En 1946, dos legendarios artistas realizaron una colaboración en un cortometraje. Después de un cuarto de siglo después, su creación finalmente se completó. Entre imágenes que remembran cuadros del artista surrealista Salvador Dalí y los elementos tradicionales de la puesta en escena de Walt Disney, acompañados de una sublime canción, el cortometraje “Destino” se presenta ante nuestros ojos después de 58 años de mantenerse oculto.”

Desde hace tiempo tengo en mi casa un precioso cuadro que me regalaron, un regalo muy personal y muy especial:

Este cuadro, como muchos, resume en un instante una historia, un sentimiento y una poesía. Al ver el cortometraje he sentido como si esa historia se pusiera en movimiento con la magia de la animación y la informática. Espero que lo puedan disfrutar igual que lo he hecho yo.

Poesía Saharaui

*Del nº 29 de la Revista Shukran
Nosotros que de la arcilla hemos cimentado un sueño,
y fraguado el combate por la justicia
de un retorno triunfal a la patria,
nos damos cuenta, tumbo a tumbo,
del chasco que es la mano ecuánime del mundo.
Mano en la que creíamos a ojos nublados y a pies cautivos.
El enemigo sigue allí y nos exprime.
Ha talado nuestra paciencia  a porrazos,
a gases y a balazos,
frente a la apatía más pusilánime.
La sangre saharaui se desparrama en medio de las jaimas,
fluye en las calles de El Aaiún entre cristales rotos,
en el suelo de las habitaciones.
Se coagula en los ojos, en los estómagos, y en las nalgas,
en la piel enrejada y a trozos,
en los costados despedazados a golpes.
Brota de una dentadura rota a puños,
de la cabellera negra abierta como acequia,
y de una y otra mejía
abofeteada con salvaje furia.
Frente a la apatía pusilánime del mundo,
el enemigo sigue allí,
y clava con sus ruedas nuestros hígados,
la hemorragia salpica los televisores
y orada nuestras conciencias.
A qué esperamos hermanos.
Limam Boisha