Todo es la luz – Entrevista a Nikola Tesla en profundidad en 1899

Entrevista que el científico Nikola Tesla concedió para la revista “Immortality” en su laboratorio en Colorado Springs en el año 1899.

Todo es la Luz. En uno de sus rayos está el destino de las naciones, cada nación tiene su propio rayo en esa gran fuente de luz, que vemos como el sol. Y recuerde, ¡no hay hombre que existía y no murió! 

PERIODISTA: Sr. Tesla, Usted ha ganado la gloria del hombre que se involucró en los procesos cósmicos. ¿Quién es usted, señor Tesla?

TESLA: Es una pregunta correcta, Sr. Smith, y voy a tratar de darle la respuesta adecuada a la misma.

PERIODISTA: Dicen que es Usted del país de Croacia, de la zona denominada Lika, donde junto con el pueblo están creciendo los árboles, las rocas y el cielo estrellado. Dicen que su pueblo natal lleva el nombre de las flores de la montaña, y que la casa donde nació, se encuentra junto al bosque y la iglesia.

TESLA: Realmente, todo es verdad. Estoy orgulloso de mi origen serbio y mi patria croata.

PERIODISTA: Futuristas dicen que el Vigésimo y Vigésimo primer siglo, nacieron en la cabeza de Nikola Tesla. Celebran el campo magnético a la inversa y cantan himnos a motor de inducciones. Su creador fue llamado el cazador que atrapó la luz en sus redes desde las profundidades de la tierra, y el guerrero que capturó fuego del cielo. Padre de corriente alterna hará que la Física y la Química dominen la mitad del mundo. Industria lo proclamará como su supremo santo, un banquero de los mayores benefactores. En el laboratorio de Nikola Tesla por primera vez se ha roto un átomo. Se ha creado un arma que hace las vibraciones sísmicas. Allí se descubrieron rayos negros cósmicos. Cinco razas le rezarán en el templo del futuro, porque les había enseñado un gran secreto – que los elementos de Empédocles se pueden regar con las fuerzas de la vida de los éteres.

TESLA: Sí, estos son algunos de mis descubrimientos más importantes. Aún así soy un hombre derrotado. No he logrado lo más grande que he podido.

PERIODISTA: ¿Qué sería eso, señor Tesla?
TESLA: Quería iluminar toda la tierra. Hay electricidad suficiente para convertirse en un segundo sol. La luz aparecería alrededor del ecuador, como un anillo alrededor de Saturno.
La humanidad no está preparada para lo grande y bueno. En Colorado Springs he empapado la tierra por la electricidad. También podemos regar las otras energías, como la energía mental positiva. Se encuentran en la música de Bach o Mozart, o en los versos de los grandes poetas. En el interior de la Tierra, hay energía de alegría, paz y amor. Sus expresiones son una flor que crece de la tierra, los alimentos que salen de ella y todo lo que hace patria del hombre. He pasado años buscando la manera de que esta energía pudiera influir en la gente. La belleza y el aroma de las rosas puede ser utilizado como una medicina y los rayos del sol como alimento. La vida tiene un número infinito de formas y el deber de los científicos es encontrarlas en todas las formas de la materia. Tres cosas son esenciales en este sentido. Todo lo que hago es una búsqueda de ellas. Sé que no las voy a encontrar, pero no voy a renunciarlas.

PERIODISTA: ¿Qué son estas cosas?

 

Sigue leyendo

Anuncios

Canto sagrado Qom y mensaje de Felix Diaz en Punta Querandi

Felix Diaz, Qarache de la Comunidad Potaé Napocná Navogoh (La Primavera) en Formosa, visitó hace un tiempo el acampe de Punta Querandí, uniendo así dos luchas territoriales muy importantes en Argentina.

Los Qom, con Felix Diaz al frente, estuvieron acampando en la avenida más importante de Argentina, la 9 de Julio, reivindicando la devolución de sus tierras y justicia por las dos personas de su comunidad muertas en enfrentamientos con la policía y los constantes ataques de empresarios para echarlos de sus tierras. Miles de personas de la ciudad se movilizaron para ayudarles, y el acampe Qom fué un punto de referencia de la lucha social durante un par de meses en Buenos Aires, y una ventana abierta hacia la verdad que no se muestra en los medios.

En Punta Querandí llevan ya 3 años luchando en el territorio por proteger una zona de Punta Canal donde han aparecido (no paran de aparecer) restos arqueológicos de más de 1000 años que desvelan un asentamiento Querandi en ese lugar, y un más que posible cementerio y lugar de ceremonias. Justo ahí quieren construir un countrie, al lado de la iglesia del Opus Dei, dueña de la empresa constructora EIDICO. Y un par de arqueologos (Loponte y Acosta) contratados por la empresa, dijeron que esos restos no tenían ningún valor y se podía continuar con la construcción. Pero una unión de indígenas, vecinos, periodistas, ecologistas y personas afines a la causa han conseguido parar las obras desde hace ya 3 años, con un año de acampe continuo, defendiéndolo como lugar sagrado, público e histórico.

Estas dos luchas se mostraron su apoyo mutuo, y en ese día de encuentros Felix Diaz brindó una canción, dedicada a la vuelta de los ancestros, y unas palabras muy sabias.

Inti Raymi en Punta Querandi / La Pachamama vista por un niño

Este 21 de Junio empieza un nuevo ciclo en el hemisferio sur. Un nuevo año, si lo queremos llamar así. En ese día desde hace miles de año se celebra en esta tierra la ceremonia del Inti Raymi:

Inti Raymi (en quechua ‘fiesta del Sol’) era una antigua ceremonia andina en honor al Inti (el padre sol), que se realizaba cada solsticio de invierno. Durante la época de los incas, el Inti Raymi era el más importante de los cuatro festivales celebrados en el Cusco, según relata el Inca Garcilaso de la Vega (1539-1616). Duraba 15 días. El último Inti Raymi con la presencia del emperador inca fue realizado en 1535.

En 1572 el virrey Francisco de Toledo (1515-1584) la prohibió por considerarla una ceremonia pagana y contraria a la fe católica. Se siguió realizando de manera clandestina. Aunque hoy conocemos a esta celebración con su nombre quechua de Inti Raymi, en realidad se trata de una festividad común a muchos pueblos prehispánicos de los Andes, y que seguramente precede con mucho a época de los incas.

Inti Raymi 5519 en Punta Querandi, fotograma del documental Runa Kuti, indígenas urbanos

Pues esta ceremonia sagrada se realiza también en varios puntos de Buenos Aires, entre ellos en el mágico lugar de Punta Querandí, tengo la suerte de haber podido pasar un Inti Raymi en allá, una experienca única que espero recordar siempre. La comunión de personas de muy diferentes culturas, la valorización de los conocimientos y tradiciones de los pueblos originarios de américa, la buena onda y el compartir, la lucha por defender un territorio, escuchar tantas historias de vida impresionantes, la prueba de aguante de estar toda la noche despierto y con el frio, recibir a primera hora al sol y agradecerle su calor… y tantas cosas más que no se pueden contar con palabras.

Además este será un Inti Raymi especial, comienza el año 5520 del calendario Aymara. Justo la fecha en la que llegamos al Pacha Kuti, el tan esperado cambio de ciclo, cambio de era, donde habrá un nuevo renacer. El último Pacha Kuti fue hace 520 años, 1492, llega de Colón a América.

Esta tradición milenaria se ha conservado en su cosmovisión ancestral, realizando rituales al Tata Inti y agradeciendo a la Pachamama. Ella que siempre está presente, en Punta Querandí y en todos lados, como explica un niño al lado de la Apacheta en ese mismo lugar.

Este tipo de momentos inesperados y mágicos suceden en lugares tan especiales como ese. Pareciera que son los abuelos los que hablan a través de los vientos, y de los niños. Y respondiendo a preguntas tan difíciles como ¿cuál es el sentido de la vida?

Aquí pueden ver la invitación para el Inti Raymi en Punta Querandi.

Y de paso les regalo unas fotos.