Sergi Torres – La escasez no existe

Sergi Torres en una charla habla sobre la sensación de escasez, la invención en la mente de que la escasez existe, las causas de la tristeza y la creación de la realidad personal.

Guia de ejercicios de Mooji para la Autoindagación

Guia de ejercicios de Mooji para la Autoindagación

Mooji ofrece dos ejercicios potentes
para ayudarnos a mirar y descubrir nuestra verdadera naturaleza.
Este es tu trabajo interno. Trabajo interno – satisfacción eterna.

Traducción de la página oficial de Mooji http://mooji.org/self-inquiry.html

Hay dos guías que se ofrecen. Ambas revelan el mismo lugar. Si has encontrado las guías sutiles demasiado difíciles para su seguimiento (el buscar y encontrar lo que eres antes de cualquier cosa que puedes percibir), hay un ejercicio simple, pero igualmente poderoso. Es estar confirmado en la vibración «yo soy».

20160824_welcome_ev_portraits_004-2Todos ustedes conocen la sensación de ser. Sin practicar nada, todos los seres se refieren naturalmente a sí mismos como «yo», yo soy o yo existo. ‘Soy’ significa existir, ser. ¿Quién es el “yo” que soy? ¿Quién es el “yo” que existe? El sentido de la existencia está presente de forma natural en tu interior y se siente universalmente cómodo para todos los seres. Está ahí en el comienzo de la percepción y funciona durante el estado de vigilia como el testigo y observador de todo lo que aparece fenomenológicamente y tiene significado para la sensación de «yo soy».

Este sentimiento, “yo soy”, “yo existo”, es la forma natural y no aprendida por la cual reconocemos nuestra existencia.

PRIMER EJERCICIO

Comienza con la sensación ‘yo existo’. No se necesitas tiempo para localizar esta sensación. No está a distancia de ti. No tienes que buscarla, ya que está presente de forma natural justo donde tu estás. Es lo mismo que la conciencia. Sólo mantente consciente de ti mismo. No dejes que esta sensación de presencia natural se combine con cualquier otro concepto, pensamiento o intención. Permanece vacío. No hagas caso a ninguna información de la mente. Quédate con esta vibración del ser, no simplemente con las palabras “yo soy”, sino con la sensación subjetiva e intuitiva de ser. Eso es todo. Y recuerda: no permitas que se mezcle con ninguna otra cosa.

Ahora, la mente puede colarse en forma de pensamiento y decir, ‘Bueno, no veo nada, esto no está funcionando’, y todo el ruido travieso habitual para distraer la atención puede venir. Pero tu mantente firme en lo simple, el sentido básico de vacío. Si sientes que de alguna manera la atención se está escapando, no te preocupes, simplemente cada vez que te des cuenta, traela de vuelta a la vacuidad.

Practica esto durante períodos cortos de aproximadamente cinco a siete minutos cada vez. Al principio, es posible que encuentres que sentarte sea una buena manera de empezar el ejercicio. Poco a poco, a medida que continues, encontrarás que puedes hacerlo cuando caminas o realizas la mayoría de las tareas diarias.

Sigue leyendo

Acuerdos de almas

Con cada persona que forma parte de nuestra vida establecimos un acuerdo de almas.

Esto significa que mucho tiempo atrás, en el reino de las almas, prometimos tener un encuentro especial,
compartir la vida, modelar la experiencia, completar otra alma, al unirnos con ella en esta vida terrenal.

Los acuerdos entre las almas, son compromisos para el crecimiento en conjunción con otra.

De esta manera, emprendemos el viaje hacia un estado de conciencia y apertura total que los místicos denominan “iluminación”.

Estos compromisos son el motivo por el cual, en ocasiones, sentimos una extraña conexión con otra persona; otras veces no entendemos que alguien con carácter difícil forme parte de nuestra vida, o nos preguntamos simplemente por qué recorremos la vida junto a alguien, como si existiera un acuerdo tácito que a su vez puede terminarse abruptamente.

Como miembros de esta comunidad de almas reunidas en la vida sobre la Tierra, hemos acordado no sólo recordar a los demás sobre el estado puro original, sino también realizar todo lo posible dentro de la existencia humana, infinitamente cambiante, con el fin de asegurar el crecimiento de nuestra propia alma y las de los demás.

Algunas personas vienen al mundo para ser bellas y fuertes.
Otras para ser complicadas o raras; algunas para morir jóvenes y enseñarnos a través de la desolación de tan terrible pérdida.
Otras, para vivir muchos años e instruirnos mediante su sabiduría.

Sin embargo, no importa cuál sea nuestro rol: todos formamos parte de este gran destino espiritual que principalmente consiste en recordar nuestra esencia eterna y dirigir nuestros actos hacia la unión final.

Es así que, a cada persona que conocemos, en situaciones buenas o terribles, breves o duraderas y cada relación de la que formamos parte, representan una pequeña escena en el eterno conjunto humano, cuyo fin es el desarrollo del alma.

Al advertir esto, uno podrá asombrarse y comprender que cada persona presente en nuestra vida tiene un importante propósito: el de entrar en contacto con nuestra alma y hacerla crecer; que cada relación existe para agudizar la conciencia de nuestra alma.

Así, ya nadie nos resulta extraño, ninguna relación puede verse como un error o un fracaso.
A la luz del espíritu, comprendemos que estamos cumpliendo nuestro rol, en miras a la realización de un plan perfecto y eterno.

El sabor de la existencia – Mooji

Extracto de charla de Mooji

No pienses que tienes que salir a buscarlo, aún tu intención de salir a buscarlo es algo que aparece ahí. Sólo observa. El sentimiento Yo Soy está aquí, es sólo el sentimiento de Ser. El sabor de la existencia dentro del cuerpo. No necesita ninguna ayuda. No se preocupa sobre el pasado o el futuro, porque eso son simplemente pensamientos. Este sentimiento de presencia no es un pensamiento.

No retengas ninguna intención en tu mente, ningún deseo. Si algún pensamiento viene no le prestes atención. Está bien como está. Sin expectativas. Simplemente Aquí, sin ningún esfuerzo. Aquí no hay tiempo. Aquí no hay ni noche ni día. Nadie está haciendo esto. Sólo hay conciencia conciente de si misma.

No hay nada que controlar. Aquí no hay condiciones, observen esto. No hay espera, porque no hay tiempo. El tiempo es sólo pensamiento. No hay necesidad de imaginar, de visualizar, porque no hay necesidad. Descansando sin ningún esfuerzo dentro de tu propio Ser.

La mente condicionada no tiene ningún poder Aquí. No se asocia con nada. Ni tampoco hay una imagen de si mismo. Sólo la infinita expansión de la conciencia. Porque no importa como parece el cuerpo, no estás preocupado acerca de ello ahora. No hay esfuerzo, no hay nada que hacer, o que cambiar. Sólo hay completitud. Más allá del concepto de completo.

Esto no tiene nombre, no tiene comienzo, no mitad, no fin. No es ligado.

Por un momento les voy a pedir que abran sus ojos, no va a ser ninguna diferencia para ustedes. No va a afectar su Paz. Gracias.

La sensación de «Yo soy»

SRI NISARGADATTA MAHARAJ

Libro: YO SOY ESO

Interlocutor: Es un hecho de experiencia diaria que al despertar el mundo aparece repentinamente. ¿De dónde viene?

Maharaj: Antes de que algo pueda venir a ser, debe haber alguien a quien venga. Toda aparición y desaparición presupone un cambio respecto a un trasfondo sin cambio.

Int: Antes de despertar yo era inconsciente.

Mah: ¿En qué sentido? ¿Por haber olvidado o por no haber experimentado? ¿No experimenta usted aunque esté inconsciente? ¿Puede usted existir sin conocer? Un lapso en la memoria: ¿es una prueba de no existencia? ¿y puede usted hablar válidamente sobre su propia no existencia como una experiencia efectiva? Usted no puede decir siquiera que su percepción no existía. ¿No se despertó usted al ser llamado? Y al despertar, ¿no fue la sensación de «yo soy» lo que vino primero? Alguna semilla de consciencia debe haber estado existiendo incluso durante el sueño o el desvanecimiento. Al despertar la experiencia se desarrolla así: «Yo soy — el cuerpo — en el mundo». Puede parecer que surge en sucesión pero de hecho es todo simultáneo, una única idea de tener un cuerpo en un mundo. ¿Puede haber la sensación de «yo soy» sin ser alguien?

Int: Yo soy siempre alguien con sus recuerdos y hábitos. No conozco ningún otro «yo soy».

Mah: ¿Quizás algo le impide a usted conocer? Cuando usted no conoce algo que otros conocen, ¿qué hace usted?

Int: Busco la fuente de su conocimiento bajo su instrucción.

Mah: ¿No es importante para usted saber si usted es un mero cuerpo, o algo diferente? ¿O, quizás nada en absoluto? No ve usted que todos sus problemas son problemas de su cuerpo — comida, vestido, cobijo, familia, amigos, nombre, fama, seguridad, supervivencia — todos estos pierden su significado en el momento en que usted se da cuenta de que usted no puede ser un mero cuerpo.

Int: ¿Qué beneficio hay en saber que yo no soy el cuerpo?

Mah: Decir que usted no es el cuerpo no es completamente cierto. En un sentido usted es todos los cuerpos, corazones y mentes y mucho más. Profundice dentro de la sensación de «yo soy» y encontrará. ¿Cómo encuentra usted una cosa que ha perdido u olvidado? Usted la mantiene en su mente hasta que la recupera. La sensación de ser, de «yo soy», es lo primero que emerge. Pregúntese de dónde viene, o sólo obsérvela con calma. Cuando la mente permanece en el «yo soy» sin moverse, usted entra en un estado que no puede ser verbalizado pero que puede ser experimentado. Todo lo que usted necesita hacer es insistir una y otra vez. Después de todo la sensación de «yo soy» está siempre con usted, sólo que usted le ha adjuntado todo tipo de cosas — cuerpo, sensaciones, pensamientos, ideas, posesiones etc. Todas esas autoidentificaciones son extraviatorias. Debido a ellas usted se toma por lo que usted no es.

Int: ¿Entonces qué soy yo?

Mah: Es suficiente saber lo que usted no es. Usted no necesita saber lo que usted es. Puesto que, mientras que conocimiento signifique descripción en términos de lo que ya se conoce, ya sea por percepción, o por conceptualización, no puede haber ninguna cosa tal como conocimiento de sí-mismo, pues lo que usted es no puede ser descrito, excepto como negación total. Todo lo que usted puede decir es: «yo no soy esto, yo no soy eso», usted no puede decir a sabiendas «esto es lo que yo soy». Eso es una insensatez. Lo que usted puede señalar como «esto» o «eso» no puede ser usted-mismo. Ciertamente, usted no puede ser otro «algo». Usted no es nada perceptible o imaginable. Sin embargo, sin usted no puede haber ni percepción ni imaginación. Usted observa al corazón sentir, a la mente pensar, al cuerpo actuar; el acto mismo de percibir muestra que usted no es lo que usted percibe. ¿Puede haber percepción, experiencia, sin usted? Una experiencia debe «pertenecer». Alguien debe venir y declararla como suya propia. Sin un experimentador la experiencia no es real. Es el experimentador el que imparte realidad a la experiencia. Una experiencia que usted no puede experimentar, ¿de qué valor es para usted?

Int: La sensación de ser un experimentador, la sensación de «yo soy», ¿no es también una experiencia?

Mah: Obviamente, toda cosa experimentada es una experiencia. Y en toda experiencia surge el experimentador de ella. La memoria crea la ilusión de la continuidad. En realidad cada experiencia tiene su propio experimentador y la sensación de identidad se debe al factor común en la raíz de todas las relaciones experimentador-experiencia. Identidad y continuidad no son lo mismo. De la misma manera que cada flor tiene su propio color, aunque todos los colores son causados por la misma luz, así muchos experimentadores aparecen en la presencia-consciente indivisa e indivisible, cada uno separado en la memoria, idéntico en la esencia. Esta esencia es la raíz, el fundamento, la «posibilidad» atemporal y aespacial de toda experiencia.

Int: ¿Cómo puedo llegar a ella?

Mah: Usted no necesita llegar a ella, pues usted lo es. Ella vendrá a usted si usted le da una oportunidad. Abandone su apego a lo irreal y lo real caerá en su propia cuenta rápida y suavemente. Deje de imaginarse que usted es o que usted hace esto o aquello y la comprehensión de que usted es la fuente y el corazón de todo amanecerá en usted. Con esto vendrá un gran amor que no es elección o predilección, ni apego, sino un poder que hace a todas las cosas dignas de amor y amables.

 

Extracto del libro de conversaciones con Sri Nisargadatta Maharaj titulado “Yo soy eso”.
Libro completo para descarga y visualización

Donde se acaba la dualidad

Ante mis desesperadas instancias explico que ese vuelo inimaginable era simbolizado por un desplazamiento del lado derecho de la frente al izquierdo, pero que en realidad significaba llevar la parte etérea de nosotros, el doble, a nuestra conciencia cotidiana.

Como ya te lo he explicado -prosiguio-, el dualismo cuerpo mente es una dicotomía falsa. La verdadera división existe entre el cuerpo fisico, que aloja a la mente, y el cuerpo etéreo o doble, que aloja nuestra energía. El vuelo abstracto tiene lugar cuando aplicamos el doble a nuestras vidas diarias. Dicho de otra manera, el momento en que nuestro cuerpo fisico cobra una conciencia total de su contraparte energetica, hemos cruzado a lo abstracto, un reino de la conciencia totalmente distinto.

Taisha Abelar… Donde Cruzan los Brujos… del linaje tolteca de don Juan… relatodo por ella…

Gracias Hermana