Estás bien donde estás – Mooji

Crecimos con los refranes, ‘Los nuevos amigos son plata, los viejos amigos son oro’ y ‘Los amigos están allí cuando los necesitas’. A veces, tus mejores amigos son aquellos que no están allí cuando los necesitas. Porque entonces tienes que ir más allá de la necesidad y encontrar algo mucho más profundo que la comodidad que la mente busca.

Video con subtitulos en español

Anuncios

Si te sientes triste

Si te sientes triste, no estás en una ‘baja vibración’. No estás enfermo o dañado o no iluminado o lejos del sanar. No estás ‘atrapado en tu ego’ o atascado en el ‘yo separado’. No estás siendo negativo, y no necesitas ser corregido, y la tristeza no es un error, porque es la vida moviéndose en ti, y la vida no puede ser un error, jamás.

Sólo te sientes triste, eso es todo.

Es un estado de sensación desplegándose en la pantalla de la presencia brillantemente viva, eso es todo.

No se trata de un problema que necesite solución, o una venda. Es una sagrada y preciosa parte de ti anhelando amor, aceptación, un abrazo, un descanso.

Has sido bendecido por la tristeza el día de hoy; fuiste elegido por ella como su hogar; no huyas de tan precioso regalo.

~ Jeff Foster

La violencia

Si quieres hacer desaparecer la violencia de tu vida,

debes conocer un secreto,

la violencia no se vence afuera,

la violencia se vence adentro.

Expulsar la negatividad de nuestra vida, poder encontrar espacios de paz y silencio en soledad, y escucha sincera en compañía, tiene como desafío a superar el darse cuenta de que la violencia, el enojo, la rabia… no vienen de fuera, vienen de dentro. Afuera pueden quizás suceder situaciones violentas, incluso ahí podemos mantenernos sin violencia interna, accionando desde otra energía. Aunque esos también son casos poco comunes, en la vida actual de muchas personas la violencia está instalada en el comportamiento cotidiano, desde la forma de tratarse, al vocabulario, al rechazo a lo ajeno o el humor. Y gran parte de ellas ni siquiera se dan cuenta. Lo ven reflejado en el espejo y lo toman como algo externo. Ese es el gran desafío.

Soledad

Soledad, tienes nombre de mujer,
aroma seco de mañana fría y café de máquina.
Te vistes de gala cuando estás arrogante,
como araña sola en su tela, esperando a su presa.
Te vistes con harapos cuando estás indiferente,
como renunciante solo en su cueva, esperando a su dios.

Soledad, eres vieja como la espera.
Tan vieja que ya no recuerdas
que aunque tu me pierdas,
yo siempre me encuentro contigo.
Tan vieja que mueres cada noche,
y ya tienes la edad del sol, Soledad.

Nunca entendí porqué te pusieron nombre de mujer.


Pastora – Desolado