El pintor y el cuadro

Interlocutor: Yo soy pintor y me gano la vida pintando cuadros. ¿Tiene esto algún valor desde el punto de vista espiritual?

Mah: Cuando pinta, ¿en qué piensa usted?

Int: Cuando pinto, hay sólo la pintura y yo.

Mah: ¿Qué está haciendo usted ahí?

Int: Pinto.

Mah: No, usted no pinta. Usted ve que la pintura adelanta. Usted sólo está observando, todo lo demás acontece.

Int: ¿El cuadro se está pintando por sí sólo? ¿O hay algún sí-mismo más profundo o algún Dios que está pintando?

Mah: La consciencia misma es el pintor más grande. El mundo entero es un cuadro.

Int: ¿Quién pintó el cuadro del mundo?

Mah: El pintor está en el cuadro.

Extracto del libro de conversaciones con Sri Nisargadatta Maharaj titulado “Yo soy eso”.
Libro “Yo soy Eso” completo para descarga

Anuncios

La Luz no está en la película

Maharaj: ¿Cuál es entonces su problema?

Int: Necesito una respuesta a la vida, no sólo inteligente sino también muy rápida. No puede ser rápida a menos de que sea perfectamente espontánea. ¿Cómo puedo lograr una espontaneidad tal?

Mah: El espejo no puede hacer nada para atraer al sol. Sólo puede mantenerse brillante. Tan pronto como la mente está dispuesta, el sol brilla en ella.

Int: ¿La luz es del Sí-mismo, o de la mente?

Mah: Ambas. Ella es incausada e invariable por sí misma y coloreada por la mente, a medida que ésta se mueve y cambia. Se parece mucho a un cinematógrafo. La luz no está en la película, pero la película colorea la luz y hace que parezca que se mueve al interceptarla.

Extracto del libro de conversaciones con Sri Nisargadatta Maharaj titulado “Yo soy eso”.
Libro “Yo soy Eso” completo para descarga

El Maestro Interno

Int: Yo estoy estudiando sánscrito con un profesor, pero realmente sólo estoy leyendo las escrituras sagradas. Estoy en la búsqueda de la realización de sí-mismo y he venido a obtener la guía necesaria. Por favor, dígame lo que tengo que hacer.

Mah: Puesto que usted ha leído las escrituras, ¿por qué pregunta?

Int: Las escrituras muestran las directrices generales pero el individuo necesita instrucciones personales.

Mah: Su propio sí-mismo (self) es su maestro último (sadguru). El maestro exterior (Gurú) es sólo un indicador. Es únicamente su maestro interior, el que caminará con usted hasta la meta, pues él es la meta.

Int: El maestro interior no se alcanza fácilmente.

Mah: Puesto que él está en usted y con usted, la dificultad no puede ser seria. Mire usted dentro, y le encontrará.

Int: Cuando miro dentro, encuentro sensaciones y percepciones, pensamientos y sentimientos, deseos y temores, recuerdos y expectativas. Yo estoy inmerso en esta nube y no veo nada más.

Mah: Eso que ve todo esto, y la nada también, es el maestro interior. Sólo él es, todo lo demás sólo parece ser. Él es su propio sí-mismo (swarupa) (de usted), su esperanza y garantía de liberación; encuéntrele y aférrese a él y usted estará a salvo y seguro.

Extracto del libro de conversaciones con Sri Nisargadatta Maharaj titulado “Yo soy eso”.
Libro “Yo soy Eso” completo para descarga

La dicha mas alta

Int: El recuerdo de mis experiencias maravillosas me obsesiona. Quiero que vuelvan.

Mah: Debido a que usted quiere que vuelvan, por eso no puede tenerlas. El estado de desear algo bloquea toda experiencia más profunda. Nada de valor puede acontecerle a una mente que sabe exac- tamente lo que quiere. Pues nada de lo que la mente puede visualizar y querer es de mucho valor.

Int: ¿Entonces de qué vale desear?

Mah: Desee lo mejor. La dicha más alta, la libertad más grande. El no desear es la dicha más alta.

Sólo la energía de Dios es infinita, debido a que Él no quiere nada para Sí-mismo. Sea como Él y todos sus deseos se cumplirán. Cuanto más altos sean sus fines y más vastos sus deseos, tanta más energía tendrá usted para su cumplimiento. Desee el bien de todos y el universo trabajará con usted. Pero si usted sólo quiere su propio placer, usted debe ganarlo duramente. Antes de desear — merezca.

Int: ¿Qué se necesita entonces?

Mah: Desconfíe de su mente, y vaya más allá.

Int: ¿Qué encontraré más allá de la mente?

Mah: La experiencia directa de ser, conocer y amar.

Int: ¿Cómo va uno más allá de la mente?

Mah: Hay muchos puntos de partida — todos ellos conducen a la misma meta. Usted puede comenzar con un trabajo no egoísta, abandonando los frutos de la acción; usted puede entonces dejar el pensamiento y acabar dejando todos los deseos. Aquí, el abandono (tyaga) es el factor operativo. O, usted puede no preocuparse por ninguna cosa que usted quiera, o piense, o haga y permanecer sólo en el pensamiento y la sensación de «yo soy», enfocando «yo soy» firmemente en su mente. Todo tipo de experiencias pueden venirle a usted — permanezca inamovible en el conocimiento de que todo lo que es perceptible es transitorio, y de que sólo el «yo soy» perdura.

Extracto del libro de conversaciones con Sri Nisargadatta Maharaj titulado “Yo soy eso”.
Libro “Yo soy Eso” completo para descarga

 

La imagen en la pantalla

Int: Mi pregunta es muy simple: Yo veo todo tipo de cosas y comprendo que cada una debe tener una causa o un número de causas. Usted dice que son incausadas — desde su punto de vista. Pero, para usted nada tiene ser y, por lo tanto, la cuestión de la causación no se plantea. Sin embargo usted parece admitir la existencia de las cosas, aunque les niega la causación. Esto es lo que no puedo en- tender. Una vez que usted acepta la existencia de las cosas, ¿por qué rechazar sus causas?

Mah: Yo sólo veo consciencia, y sé que todo es únicamente consciencia, lo mismo que usted sabe que la imagen en la pantalla de cine es únicamente luz.

Int: Sin embargo, los movimientos de la luz tienen una causa.

Mah: La luz no se mueve en absoluto. Usted sabe muy bien que el movimiento es ilusorio, una sucesión de interceptaciones y de iluminaciones en la película. Lo que se mueve es la película — la cual es la mente.

Int: Eso no hace que la imagen sea sin causa. La película está ahí, y los actores con los técnicos, el director, el productor, los diversos operarios. El mundo está gobernado por la causalidad. Todo está entrelazado.

Mah: Por supuesto, todo está entrelazado. Y por lo tanto, todo tiene innumerables causas. El universo entero contribuye a la menor de las cosas. Una cosa es como es, porque el mundo es como es. Vea usted, usted se ocupa de ornamentos de oro y yo — del oro. Entre los diferentes ornamentos no hay ninguna relación causal. Cuando usted refunde un ornamento para hacer otro, no hay ninguna relación causal entre los dos. El factor común es el oro. Pero usted no puede decir que el oro es la causa. No puede ser llamado una causa, pues no causa nada por sí-mismo. Se refleja en la mente como «yo soy», como el nombre y la forma particular del ornamento. Sin embargo, todo es únicamente oro. De la misma manera la realidad hace todo posible; y sin embargo, nada de lo que hace que una cosa sea lo que es, su nombre y su forma, viene de la realidad.
¿Pero por qué preocuparse tanto de la causación? ¿Qué importan las causas, cuando las cosas mismas son transitorias? Deje venir lo que viene e ir lo que se va — ¿por qué aferrarse a las cosas e indagar sobre sus causas?

Int: Todo lo que yo quiero saber es cómo tratar los sufrimientos del mundo.

Mah: Usted los ha creado de sus propios deseos y temores, trate con ellos. Todo se debe a que usted ha olvidado su propio ser. Puesto que usted ha dado realidad a la imagen en la pantalla, usted ama a su gente y sufre por ellos y busca salvarlos. Eso no es así. Usted debe comenzar con usted-mismo. No hay ninguna otra vía. Trabaje, por supuesto. No hay ningún mal en trabajar.

Mah: Usted está siempre detrás de la mejora del mundo. ¿Cree usted realmente que el mundo le está esperando a usted para ser salvado?

Int: Yo no sé cuánto puedo hacer por el mundo. Todo lo que puedo hacer, es intentar. ¿Hay algo más que usted querría que yo hiciera?

Mah: Sin usted, ¿hay algún mundo? Usted sabe todo sobre el mundo, pero sobre usted-mismo usted no sabe nada. Usted-mismo es la herramienta de su trabajo, usted no tiene ninguna otra herramienta. ¿Por qué no se ocupa usted de la herramienta antes de pensar en el trabajo?

Int: Yo puedo esperar, pero el mundo no puede.

Mah: Mientras usted no indague, usted mantiene al mundo esperando.

Int: ¿Esperando qué?

Mah: A alguien que pueda salvarlo.

Int: Ya veo. Completamente, pero — ¿sin esperanza?

Mah: Dentro de la prisión de su mundo aparece un ser humano que le dice a usted que el mundo de penosas contradicciones, que usted ha creado, no es ni continuo ni permanente y que se basa en un malentendido. Él le suplica a usted que salga de él por la misma vía por la que usted ha entrado. Usted entró en él por el olvido de lo que usted es y usted saldrá de él conociéndose a usted-mismo como usted es.

Int: ¿Así pues todas mis preguntas, mi búsqueda y mi estudio no son de ninguna utilidad?

Mah: Éstos son sólo los movimientos de un ser humano que está cansado de dormir. No son las causas del despertar, sino sus signos precursores. Pero, usted no debe hacer preguntas ociosas, cuyas respuestas usted ya conoce.

Int: ¿Cómo puedo obtener una verdadera respuesta?

Mah: Haciendo una verdadera pregunta — no verbalmente, sino atreviéndose a vivir de acuerdo con sus luces. Un ser humano dispuesto a morir por la verdad, la tendrá.

Extracto del libro de conversaciones con Sri Nisargadatta Maharaj titulado “Yo soy eso”.
Libro “Yo soy Eso” completo para descarga

 

La sensación de «Yo soy»

SRI NISARGADATTA MAHARAJ

Libro: YO SOY ESO

Interlocutor: Es un hecho de experiencia diaria que al despertar el mundo aparece repentinamente. ¿De dónde viene?

Maharaj: Antes de que algo pueda venir a ser, debe haber alguien a quien venga. Toda aparición y desaparición presupone un cambio respecto a un trasfondo sin cambio.

Int: Antes de despertar yo era inconsciente.

Mah: ¿En qué sentido? ¿Por haber olvidado o por no haber experimentado? ¿No experimenta usted aunque esté inconsciente? ¿Puede usted existir sin conocer? Un lapso en la memoria: ¿es una prueba de no existencia? ¿y puede usted hablar válidamente sobre su propia no existencia como una experiencia efectiva? Usted no puede decir siquiera que su percepción no existía. ¿No se despertó usted al ser llamado? Y al despertar, ¿no fue la sensación de «yo soy» lo que vino primero? Alguna semilla de consciencia debe haber estado existiendo incluso durante el sueño o el desvanecimiento. Al despertar la experiencia se desarrolla así: «Yo soy — el cuerpo — en el mundo». Puede parecer que surge en sucesión pero de hecho es todo simultáneo, una única idea de tener un cuerpo en un mundo. ¿Puede haber la sensación de «yo soy» sin ser alguien?

Int: Yo soy siempre alguien con sus recuerdos y hábitos. No conozco ningún otro «yo soy».

Mah: ¿Quizás algo le impide a usted conocer? Cuando usted no conoce algo que otros conocen, ¿qué hace usted?

Int: Busco la fuente de su conocimiento bajo su instrucción.

Mah: ¿No es importante para usted saber si usted es un mero cuerpo, o algo diferente? ¿O, quizás nada en absoluto? No ve usted que todos sus problemas son problemas de su cuerpo — comida, vestido, cobijo, familia, amigos, nombre, fama, seguridad, supervivencia — todos estos pierden su significado en el momento en que usted se da cuenta de que usted no puede ser un mero cuerpo.

Int: ¿Qué beneficio hay en saber que yo no soy el cuerpo?

Mah: Decir que usted no es el cuerpo no es completamente cierto. En un sentido usted es todos los cuerpos, corazones y mentes y mucho más. Profundice dentro de la sensación de «yo soy» y encontrará. ¿Cómo encuentra usted una cosa que ha perdido u olvidado? Usted la mantiene en su mente hasta que la recupera. La sensación de ser, de «yo soy», es lo primero que emerge. Pregúntese de dónde viene, o sólo obsérvela con calma. Cuando la mente permanece en el «yo soy» sin moverse, usted entra en un estado que no puede ser verbalizado pero que puede ser experimentado. Todo lo que usted necesita hacer es insistir una y otra vez. Después de todo la sensación de «yo soy» está siempre con usted, sólo que usted le ha adjuntado todo tipo de cosas — cuerpo, sensaciones, pensamientos, ideas, posesiones etc. Todas esas autoidentificaciones son extraviatorias. Debido a ellas usted se toma por lo que usted no es.

Int: ¿Entonces qué soy yo?

Mah: Es suficiente saber lo que usted no es. Usted no necesita saber lo que usted es. Puesto que, mientras que conocimiento signifique descripción en términos de lo que ya se conoce, ya sea por percepción, o por conceptualización, no puede haber ninguna cosa tal como conocimiento de sí-mismo, pues lo que usted es no puede ser descrito, excepto como negación total. Todo lo que usted puede decir es: «yo no soy esto, yo no soy eso», usted no puede decir a sabiendas «esto es lo que yo soy». Eso es una insensatez. Lo que usted puede señalar como «esto» o «eso» no puede ser usted-mismo. Ciertamente, usted no puede ser otro «algo». Usted no es nada perceptible o imaginable. Sin embargo, sin usted no puede haber ni percepción ni imaginación. Usted observa al corazón sentir, a la mente pensar, al cuerpo actuar; el acto mismo de percibir muestra que usted no es lo que usted percibe. ¿Puede haber percepción, experiencia, sin usted? Una experiencia debe «pertenecer». Alguien debe venir y declararla como suya propia. Sin un experimentador la experiencia no es real. Es el experimentador el que imparte realidad a la experiencia. Una experiencia que usted no puede experimentar, ¿de qué valor es para usted?

Int: La sensación de ser un experimentador, la sensación de «yo soy», ¿no es también una experiencia?

Mah: Obviamente, toda cosa experimentada es una experiencia. Y en toda experiencia surge el experimentador de ella. La memoria crea la ilusión de la continuidad. En realidad cada experiencia tiene su propio experimentador y la sensación de identidad se debe al factor común en la raíz de todas las relaciones experimentador-experiencia. Identidad y continuidad no son lo mismo. De la misma manera que cada flor tiene su propio color, aunque todos los colores son causados por la misma luz, así muchos experimentadores aparecen en la presencia-consciente indivisa e indivisible, cada uno separado en la memoria, idéntico en la esencia. Esta esencia es la raíz, el fundamento, la «posibilidad» atemporal y aespacial de toda experiencia.

Int: ¿Cómo puedo llegar a ella?

Mah: Usted no necesita llegar a ella, pues usted lo es. Ella vendrá a usted si usted le da una oportunidad. Abandone su apego a lo irreal y lo real caerá en su propia cuenta rápida y suavemente. Deje de imaginarse que usted es o que usted hace esto o aquello y la comprehensión de que usted es la fuente y el corazón de todo amanecerá en usted. Con esto vendrá un gran amor que no es elección o predilección, ni apego, sino un poder que hace a todas las cosas dignas de amor y amables.

 

Extracto del libro de conversaciones con Sri Nisargadatta Maharaj titulado “Yo soy eso”.
Libro completo para descarga y visualización

Sufrimiento en el amor

Interlocutor: ¿Por qué hay tanto sufrimiento en el amor?

SRI NISARGADATTA MAHARAJ: Todo sufrimiento nace del deseo. El verdadero amor nunca se frustra. ¿Cómo puede ser frustrada la sensación de unidad? Lo que puede ser frustrado es el deseo de expresión. Tal deseo es de la mente. Como ocurre con todas las cosas mentales, la frustración es inevitable.

Int: ¿Cuál es el lugar del sexo en el amor?

Mah: El amor es un estado de ser. El sexo es energía. El amor es sabio, el sexo es ciego. Una vez que se comprende la verdadera naturaleza del amor y del sexo ya no hay ningún conflicto ni confusión.

Int: Hay tanto sexo sin amor.

Mah: Sin amor todo es malo. La vida misma sin amor es mala.

Int: ¿Qué puede hacerme amar?

Mah: Usted es el amor mismo — cuando usted no tiene miedo.

Extracto del libro de conversaciones con Sri Nisargadatta Maharaj titulado “Yo soy eso”.
Libro “Yo soy Eso” completo para descarga