Adivinanza

Anuncios

Palabras de Dhamma

Un monje llamado Samidhi fue ante el Buddha para pedirle que le enseñara el poema y la exposición del Bhaddekaratta:

A nadie dejes revivir el pasado
ni construir sus esperanzas sobre el futuro,
pues el pasado ha quedado atrás
y el futuro todavía no se ha alcanzado.

Con sagacidad, déjale ver, en cambio,
cada estado que surge en el presente;
déjale que lo conozca bien y que de ello esté seguro,
invencible, inquebrantable.

Es hoy cuando uno ha de esforzarse;
mañana, ¿quién sabe?, puede llegar la Muerte,
ningún pacto con la Mortalidad
puede mantenerla alejada, ni a ella ni a sus huestes.

Pero quien así mora, ardientemente,
implacablemente, de día, de noche,
es él, como ha dicho el Apacible Sabio,
quien ha pasado una noche excelente.

En Grandes discípulos de Buda, comentarios del Majjhima Nikaya.

Parar la mente

Sólo la mente puede querer parar la mente, por creerse molestada por la mente.

Eso que escucha a la mente y a lo que quiere parar la mente nunca se molesta, no es ni siquiera tocado por la mente.

Intentar parar la mente es como querer parar la nubes. Déjalas pasar. Encuentra tu lugar.

Somos el espacio por donde pasan las nubes. La mente solo tiene poder si te identificas con los pensamientos.

whatsapp image 2018-12-30 at 13.39.48 (1)

La búsqueda

No te quedes en intentar cambiar tu yo a uno mejor.

¿Cómo puedes cambiar aquello que no encontraste?

Busca de donde nace la búsqueda.

¿Quién es quien busca?

¿Y qué busca? La respuesta última casi siempre será felicidad, realización. Aunque se proyecte eso en relaciones, cosas, logros…

Eso que busca, lo puedes percibir, lo puedes ver aparecer. Si apareció desaparecerá. No puedes ser tu.

¿Quién percibe a quien busca?

image