Entrevista al Lama Tulku Lobsan

Entrevista a un médico tibetano ayurvedico: Lama Tulku Lobsan

– Cuando un paciente viene a su consulta,¿cómo descubre cuál es su enfermedad?
– Mirando cómo se mueve, su postura, la forma de mirar. No hace falta que me hable ni me explique qué le pasa. Un doctor de medicina tibetana experimentado, solo con que el paciente se le acerque a unos 10 metros, puede saber qué dolencia sufre.
– Pero también escucha los pulsos.
– Así obtengo la información que necesito de la salud del enfermo. Con la lectura del ritmo de los pulsos se pueden diagnosticar un 95% de las enfermedades, incluso psicológicas. La información que dan es rigurosa como la de un ordenador. Pero leerlos requiere mucha experiencia.
– Y después, ¿cómo cura?
– Con las manos, la mirada, y preparados de plantas y minerales.
– Según la medicina tibetana, ¿cuál es el origen de las enfermedades?
– Nuestra ignorancia.
– Pues perdone la mía, pero, ¿qué entiende usted por ignorancia?
– No saber que no sabes. No ver con claridad. Cuando ves con claridad, no tienes que pensar. Cuando no ves claramente, pones en marcha el pensamiento. Y cuanto más pensamos, más ignorantes somos y más confusión creamos.
– ¿Cómo puedo serlo menos?
– Le daré un método muy simple: practicando la compasión. Es la manera más fácil de reducir tus pensamientos. Y el amor. Si quieres a una persona de verdad, es decir, si no la quieres solo para ti,aumenta tu compasión.
– ¿Qué problemas ve en Occidente?
– El miedo. El miedo es el asesino del corazón humano.
– ¿Por qué?
– Porque con miedo es imposible ser feliz, y hacer felices a los otros.
– ¿Cómo afrontar el miedo?
– Con aceptación. El miedo es resistencia a lo desconocido.
– Y como médico, ¿en qué parte del cuerpo ve más problemas?
– En la columna, en la parte baja de la columna: ustedes se sientan demasiado tiempo en la misma postura. Vitalmente, tenéis demasiada rigidez.
– Tenemos muchos problemas.
– Creemos que tenemos muchos problemas, pero en realidad nuestro problema es que no los tenemos.
– ¿Qué quiere decir?
– Que nos hemos acostumbrado a un nivel de necesidades básicas cubiertas, de modo que cualquier pequeña contrariedad nos parece un problema. Entonces, activamos la mente y empezamos a darle vueltas y más vueltas sin solucionarlo.
– ¿Alguna recomendación?
– Si el problema tiene solución, ya no es un problema. Si no, tampoco.
– ¿Y para el estrés?
– Para evitarlo, lo mejor es estar loco.
– ¿…?
– Es una broma. No, no tan broma. Me refiero a ser o parecer normal por fuera, y por dentro estar loco: es la mejor manera de vivir.
– ¿Qué relación tiene usted con su mente?
– Soy una persona normal, o sea que a menudo pienso. Pero tengo entrenada la mente. Eso quiere decir que no sigo a mis pensamientos. Ellos vienen, pero no afectan ni a mi mente ni a mi corazón.
– Usted se ríe a menudo.
– Cuando alguien ríe, nos abre su corazón. Si no abres tu corazón, es imposible tener sentido del humor. Cuando reímos, todo es claro. Es el lenguaje más poderoso: nos conecta a unos con otros directamente.
– También acaba de editar un CD de Mantras con una base electrónica, para el público occidental.
– La música, los Mantras y la energía del cuerpo son lo mismo. Como la risa, la música es un gran canal para conectar con el otro. A través de ella, podemos abrirnos y transformarnos: así la usamos en nuestra tradición.
– ¿Qué le gustaría ser de mayor?
– Me gustaría estar preparado para la muerte.
– ¿Y nada más?
– El resto no importa. La muerte es lo más importante de la vida. Creo que ya estoy preparado. Pero antes de la muerte, debemos ocuparnos de la vida. Cada momento es único. Si damos sentido a nuestra vida, llegaremos a la muerte con paz interior.
– Aquí vivimos de espaldas a la muerte.
– Mantenéis la muerte en secreto. Hasta que llegará un día de vuestra vida en que ya no será un secreto: no se podrán esconder.
– Y la vida, ¿qué sentido tiene?
– La vida tiene sentido, y no. Depende de quién seas. Si realmente vives tu vida, entonces la vida tiene sentido. Todos tenemos vida, pero no todo el mundo la vive. Todos tenemos derecho a ser felices, pero tenemos que ejercer ese derecho. Si no, la vida no tiene sentido.

Anuncios

La raíz de la adicción – Rupert Spira

Rupert SpiraRupert: La adicción de cualquier tipo, ya sea la conducta sexual, el alcohol, las drogas, el tabaquismo o cualquier forma más leve de comportamiento, siempre tiene su origen en la creencia y, lo que es más importante, en la sensación de estar separados, limitados y localizados.

La forma más común en la que esta creencia y sensación de separación se manifiesta es en el sutil o no tan sutil rechazo de la situación de este momento ― es decir, “no me agrada lo que está ocurriendo” y “quiero algo diferente a lo que está ocurriendo”.

Estas dos actitudes ―tradicionalmente referidas como miedo y deseo― son las dos caras del aparente yo separado. Son dos de las formas más comunes de “resistencia a lo que es”. En otras palabras, “la aparente entidad separada”, la “resistencia a lo que es”, y “la búsqueda de la felicidad” a través de diversos objetos, sustancias o experiencias, son sinónimos.

Estos tres estados son, de hecho, uno y el mismo estado y también podría llamarse “ignorancia” o “ignorar la verdadera naturaleza de la experiencia”. Por lo tanto, “la aparente entidad separada”, la “resistencia a lo que es”, y “la búsqueda de la felicidad” son incompatibles con la comprensión experiencial de la naturaleza no-dual de la experiencia.

El origen de la “resistencia a lo que es”, es la creencia de que lo que somos, la Conciencia, está limitada y localizada dentro de un cuerpo. Esta identificación imaginaria de nuestro Yo con un objeto limitado (que, después de ser investigado resulta, en sí, ser imaginario) crea una entidad aparente. El “Yo” real de la Consciencia parece convertirse en el “yo” limitado de la entidad separada imaginada. Es decir, pensamos y sentimos que somos un cuerpo.

Esta aparente entidad, aparentemente hecha de un objeto intermitente es, por definición, inestable y siempre está amenazada por el cambio y la desaparición. De ahí el miedo que reside en su corazón y su corolario natural, el deseo.

El miedo viene del presentimiento de que cuando esta sensación intermitente (la forma en la que el cuerpo está apareciendo en este momento) desaparece, “yo” desapareceré con él. Y el deseo viene de la aparente necesidad de sustentar esta entidad fugaz que creemos y sentimos que somos, para perpetuar su aparente existencia.

Para empezar, este miedo y deseo se manifiestan en las formas más inocuas de conducta, la más común es el pensamiento innecesario, la charla o el comentario casi constante con el que la mayoría de nosotros estamos familiarizados.

Este comentario inocuo es la forma más simple de “rechazo a lo que es”. Es la charla de fondo repetitiva que asegura que la atención se desvíe casi siempre de “lo que es”. Esta es la adicción primaria.

“Lo que es” se considera demasiado aburrido, llano y sin incidentes como para ser digno de atención y el pensamiento ofrece un mundo de sueño alternativo hacia el que podemos escapar del sopor o incomodidad del momento.

Una mirada honesta a nuestro pensamiento mostrará que la mayor parte de éste no sirve para ningún propósito práctico, inteligente o creativo. Es simplemente una especie de relleno que sirve para distraer la atención del aburrimiento de “lo que es”.

La gran mayoría de nuestros pensamientos sobre el pasado y el futuro solo sirven para legitimar y perpetuar este tipo de pensamiento. Sin embargo, precisamente porque este tipo de pensamiento se considera inofensivo (en el sentido de que no tiene ningún efecto perjudicial sobre el cuerpo o sobre la sociedad), pasa, en gran medida, desapercibido, y de hecho es fomentado por nuestra cultura en general.

Por esta razón, es la forma más común y efectiva de adicción en la que casi todo el mundo se encuentra involucrado, generalmente sin saberlo. Y en eso radica su eficiencia al mantener vivo el sentido de separación. Por lo tanto, es el refugio perfecto para el yo aparentemente separado.

Sin embargo, a medida que crecemos, este pensamiento sutil deja de ser suficiente para mantener a raya la ansiedad, el mal-estar y la incomodidad del sentido de separación y comenzamos a recurrir a formas más poderosas de evasión.

Estas formas más poderosas de evasión son las formas comunes de adicción con las que estamos familiarizados: el trabajo excesivo, el comer excesivo, la actividad excesiva, la adicción al dinero, el uso excesivo de la televisión, el consumo excesivo de alcohol, el tabaquismo, las drogas, la pornografía, etc. etc.

Todas estas formas son simplemente estrategias de evasión ― evasión de “lo que es”, evasión de “esto”. Evasión del “ahora”. Son refugios familiares del sentido de un yo separado.

La sociedad traza una línea basada en si la actividad adictiva en cuestión es un peligro inmediato en sí misma, en cuanto a la legitimidad de cada una de estas actividades, de este modo tolera unas y condena otras. Sin embargo, desde el punto de vista de la ignorancia, todas son simplemente estrategias de evasión y negación. De hecho, cada una es simplemente una variación de la evasión raíz ― el pensar incesante que gira en torno al pensamiento “yo”.

Si abordamos honestamente, como tú lo has hecho, nuestra experiencia, siempre encontraremos este pensamiento y su contrapartida más profunda en nuestros sentimientos a nivel del cuerpo, por debajo o por detrás de todas las formas subsiguientes de adicción.

raízTodo comienza con “yo”, el cuerpo. Esa es la raíz de todo el sufrimiento que nuestras adicciones buscan aliviar.

Si la sociedad condena una forma de adicción más que otra, por cualquier razón, podemos ser persuadidos a cambiar el rumbo, pero en nuestros corazones este fuego de incomodidad, de evasión y rechazo, y su inevitable contrapartida en la búsqueda de la felicidad (que es otro nombre para la adicción) continuará. Y no descansaremos realmente hasta que hayamos llegado a la raíz del asunto. Llegar a la raíz del asunto significa ir a la fuente del aparente “yo” separado, no solo a la creencia del “yo” separado, sino, lo que es más importante, al sentimiento de ello.

Solo cuando todo el mecanismo del aparente yo separado ha sido visto claramente en toda su sutileza, estamos libres de ello, es decir, la Conciencia se sitúa “conscientemente” en y como Sí misma, sin ser aparentemente ocultada por la creencia y la sensación de separación.

Entonces, ¿qué hacer?

Sigue leyendo

Las 40 reglas del Amor – Shams de Tabriz

Tomada de la excelente novela “Mi amor Sufí” de Elif Shafak, he aquí la lista de las cuarenta reglas de Shams de Tabriz, Sufí giróvago errante y Maestro espiritual del Gran Jalal ad Din Rumî cuya educación espiritual se encargó. Educación basada en un conjunto de 40 reglas de la religión y del amor, 40 reglas que se se han convertido en las reglas básicas del sufismo.

1- “La forma en que percibimos a Dios, es un reflejo de la forma en que nos percibimos a nosotros mismos. Si la palabra “Dios” nos trae a la mente sentimientos de miedo y culpa, ello significa que hay demasiado miedo y culpa muy dentro de nosotros. Por el contrario, si percibimos a Dios como un ser lleno de amor y compasión, así también, somos nosotros.

2- La vía de la verdad es un trabajo del corazón, no de la cabeza. ¡ Haz de tu corazón tu principal guía! No tu espíritu. Enfréntate, desafía y sobrepasa tus reglas con tu corazón Conocer tu yo te conducirá al conocimiento de Dios.

3- Cada lector comprende las escrituras sagradas a un nivel diferente, paralelo a la profundidad de su comprensión. Hay cuatro niveles de discernimiento. El primero es el significado aparente, y es aquel con el que la mayoría de la gente se contenta. Luego, es el batin el nivel interior. El tercer nivel es el interior del interior. El cuarto es tan profundo que no podemos ponerlo en palabras. Es pues condenado a quedar indescriptible.

4- Se puede conocer a Dios a través de todo y de todos en el universo, porque Dios no está confinado en una mezquita, sinagoga o iglesia. Pero si aún así necesitas saber en donde exactamente se encuentra, hay un solo lugar para buscarlo: en el corazón de los que aman de verdad.”

5- El intelecto y el amor están hechos de materiales distintos; el intelecto ata a la gente con nudos y no arriesga nada; en cambio, el amor disuelve todos los conflictos y arriesga todo. El intelecto es siempre precavido y aconseja: Hey, cuidado, no te involucres mucho, en tanto que el amor te dice: no lo pienses, arriésgate. El intelecto no se parte en pedacitos fácilmente, mientras que el amor se reduce a polvo. Sin embargo, muchos tesoros se esconden entre las ruinas; un corazón destrozado esconde muchos tesoros”.

6- La mayoría de los problemas en el mundo, tienen su raíz en malentendidos lingüísticos. Nunca hay que tomar las palabras literalmente. Cuando se entra en la zona del amor el lenguaje, como lo conocemos, se vuelve obsoleto. Lo que no puede ser expresado en palabras, solo puede ser comprendido en el silencio.

7- No es lo mismo “sentirse solo”, a “estar en soledad”. Cuando uno está solo es fácil saber que se está en el buen camino. Estar en soledad es mejor, ya que ello implica que estamos solos sin sentirnos solos. Sin embargo, en algún momento es mejor aún encontrar a una persona, ésa persona que será tu espejo. Recuerda, solo en el corazón de otra persona, puedes verte verdaderamente a ti mismo y sentir la presencia de Dios dentro de ti.

8- Ante cualquier cosa que suceda en tu vida, sin importar qué complicada pudiera parecer, no caigas en el reino de la desesperación. Aún cuando todas las puertas estén cerradas, Dios abrirá una solo para ti. Sé agradecido; es fácil ser agradecido cuando las cosas van bien. Un verdadero Sufí es agradecido no solo por lo que le es concedido, sino también por lo que le es negado.

9- La paciencia, no es aguantar pasivamente. Es ver lo bastante lejos como para tener confianza en el resultado de un proceso. La impaciencia significa una vista corta, que no permite contemplar la salida. Los que aman a Dios jamás agotan su paciencia, porque saben que hace falta tiempo para que la media luna llegue a ser una luna llena.

10 – Este, Oeste, Sur, o Norte, no hay diferencia. Poco importa tu destino asegúrate de hacer de cada viaje un viaje interior. Si viajas interiormente, recorrerás el mundo entero y más allá.

11 – Las comadronas saben que cuando no hay dolor, la vía no puede ser abierta para el bebé y la madre no puede dar a luz. Lo mismo para que un nuevo Sí nazca, las dificultades son necesarias. Así como la arcilla debe sufrir un calor intenso para endurecerse, el amor puede ser perfeccionado sólo en el dolor.

12 – La búsqueda del Amor nos cambia. Todos los que han partido a la búsqueda del Amor han madurado en el camino. Desde el momento en que comienzas a buscar el Amor, comienzas a cambiar interior y exteriormente.

13 – Hay más gurus falsos y falsos maestros en este mundo que estrellas en el universo. No confundas a las personas animadas por un deseo de poder y egocentristas con los verdaderos mentores. Un maestro espiritual auténtico no llamará la atención sobre él o ella, y no esperará de ti obediencia absoluta ni admiración incondicional, sino que te ayudará a apreciar y a admirar tu yo interior. Los verdaderos mentores son tan transparentes como el vidrio. Dejan atravesarlos la Luz de Dios.

14 – No intentes resistir a los cambios que se te imponen. Al contrario, déjà a la vida continuar en ti. Y no te inquietes porque tu vida esté en desorden. ¿Cómo sabes que el sentido al que estás acostumbrado es mejor que el que viene?

15 – Dios se ocupa de terminar tu trabajo, interior y exteriormente. Está totalmente absorbido por ti. Cada ser humano es una obraen desarrollo que, lenta pero inexorablemente, progresa hacia la perfección. Cada uno de nosotros es una obra de arte incompleta que se esfuerza en acabarse.

16 – Es fácil amar al Dios perfecto, intachable e infalible como Él es. Es mucho más difícil de amar a nuestros hermanos humanos con sus imperfecciones y sus defectos. Sin amar las creaciones de Dios no podemos sinceramente amar a Dios.

17 – La única mugre verdadera es la que llena nuestros corazones. Las otras se lavan. Hay sólo una cosa que no se puede lavar en el agua pura: las manchas del odio y del fanatismo que contaminan nuestra alma. Podemos intentar purificar el cuerpo por la abstinencia y el ayuno, pero únicamente el amor purificará el corazón.

18 – Todo el universo está contenido en un solo ser humano: tú. Todo lo que ves alrededor de ti, incluidas las cosas que apenas te gustan, incluida la gente que desprecias o detestas, está presente en ti en grados diversos. No busques tampoco tu Sheitan fuera de ti. El diablo no es una fuerza extraordinaria que te ataca desde fuera. Es una voz ordinaria en ti.

19 – Si quieres cambiar la manera en la que los otros te tratan, debes primero cambiar la manera como tú les tratas, Mientras no aprendas a amarr, plena y sinceramente, no podrás jamás ser amado. Cuando llegues a este estadio, sé por lo tanto agradecido por cada espina que los demás han podido echar sobre ti. Es el signo de que, pronto, recibirás una lluvia de rosas.

20 – No te preguntes a dónde va a conducirte el camino. Concéntrate sobre el primer paso. Es el más difícil de dar.

21 – Todos nosotros hemos sido creados a su imagen, y sin embargo todos nosotros hemos sido creados diferentes y únicos. No hay nunca dos personas semejantes. Dos corazones jamás laten al unísono. Si DIOS hubiera querido que todos los hombres fueran semejantes, los habría hecho así. No respetar las diferencias equivale pues a no respetar el Santo Proyecto de DIOS.

22 – Cuando un hombre que ama sinceramente a DIOS entra en una taberna, la taberna se hace su sala de oración, pero cuando un borracho entra en la misma sala, se hace su taberna. En todo lo que hacemos, es nuestro corazón el que hace la diferencia, no las apariencias. El sufí no juzga otros por su aspecto o en función de lo que ellos son. Cuando un sufí mira a alguien, cierra sus dos ojos y abre el tercero – el ojo que ve el reino interior.

23 – La vida es un préstamo temporal y este mundo es sólo una imitación rudimentaria de la Realidad. Sólo los niños pueden tomar un juguete por lo que representa. Sin embargo los seres humanos, sea que se encaprichan con el juguete, sea, irrespetuoso, lo rompen y lo tiran. En esta vida, guárdate de todos los extremos, porque destruyen tu equilibrio interior. Los sufís no van a los extremos. Un sufí permanece siempre clemente y moderado.

24 – El ser humano ocupa un sitio único en la creación de DIOS. ” Insuflé Mi espíritu en él”, dice DIOS. Cada uno de nosotros sin excepción es concebido para ser el enviado de DIOS sobre la tierra. ¿Preguntas cuántas veces te comportas como un enviado, si esto no llega nunca? Acuérdate que incumbe a cada uno de nosotros el descubrir el espíritu divino en nosotros y vivir para él.

25 – El infierno está en el aquí y el ahora. Lo mismo que el cielo. Deja de inquietarte por el infierno o de soñar con el cielo, porque ambos están presentes en este preciso instante . Cada vez que nos enamoramos, subimos al cielo. Cada vez que odiamos, cada vez que envidiamos o cada vez que pegamos a alguien, caemos derechos en el fuego del infierno.

26 – “El universo es un único ser. Todo y todos están atados por cuerdas invisibles y una conversación silenciosa. El dolor de un hombre nos herirá a todos. La alegría de un hombre hará sonreír a todo el mundo. No hagas daño. Practica la compasión. ¡ No hables a la espalda de la gente, evita incluso una observación inocente! Las palabras que salen de nuestras bocas no desaparecen, eternamente son almacenadas en el espacio infinito y nos volverán a su tiempo.

27 – Este mundo est como una montaña nevada que reenvía tu voz y eco. Digas lo que digas, bueno o malo, esto te volverá. En consecuencia, cuando una persona se alimenta de pensamientos negativossobre tí, decir cosas muy malas sobre él podrá sólo empeorar la situación. Te encontrará encerrado en un círculo vicioso de energía nefasta. En lugar de esto, durante cuarenta días y cuarenta noches, dí cosas amables sobre esta persona. Todo será difierente, al cabo de estos cuarenta días, porque tú serán diferente interiormente.

28 – El pasado es una interpretación. El futuro es una ilusión. El mundo no pasa a través del tiempo como si fuera una línea recta que vaya del pasado al futuro. No, el tiempo progresa a través de nosotros, en nosotros, en espirales infinitas. La eternidad no significa el tiempo infinito sino simplemente la ausencia del tiempo. Si quieres hacer la experiencia de la iluminación eterna, ignora el pasado y el futuro, concentra tu espíritu y permanece en el momento presente.

29 – El destino no significa que tu vida ha sido estrictamente predeterminada. En consecuencia, dejar todo a la suerte y no contribuir activamente a la música del universo es un signo de profunda ignorancia. Existe una armonía perfecta entre nuestra voluntad y el Orden de DIOS.

30 – El verdadero Sufí está hecho de tal forma que, incluso cuando es acusado, atacado y condenado injustamente por todas partes, sufre con paciencia, sin pronunciar jamás una mala palabra en contra de sus críticas. El Sufí jamás escoge la reprobación. ¿Cómo podría tener allí adversarios, rivales, incluso “otros” cuando no hay “yo”para él?

31 – Si quieres reforzar tu fe, deberás suavizar tu corazón. A causa de una enfermedad, de un accidente, de una pérdida o de un espanto, de una manera u otra, estamos totalmente confrontados con incidentes que nos enseñan a volvernos menos egoístas, a juzgar menos a los demás, a mostrar más compasión y generosidad. Sin embargo, algunos aprenden la lección y consiguen ser más dulces, mientras que otros se vuelvan más duros. El único medio de acercar la Verdad es abrir tu corazón con el fin de que englobe a toda la humanidad y que todavía quede del sitio para más amor.

32 – Nada debería levantarse entre ti y DIOS. Ni imán, ni sacerdote, ni maestro espiritual, ni incluso tu fe. Cree en tus valores y tus reglas, pero jamás se las impongas a los demás. Sé firme en tu fe, pero guarda tu corazón tan dulce como una pluma. “Aprende de la Verdad, amigo mío, pero no transformes tus verdades en fetiches”.

33 – Mientras que cada uno, en este mundo, lucha por llegar a alguna parte y convertirse en alguien, sabiendo que todo esto se quedárá trás ellos cuando mueran, tu objetivo es la etapa final de la vacuidad. Vivir esta vida como si fuera tan ligera y vacía como el número cero. Toma esta vida como si fuera tan ligera y vacía como el número cero. No somos diferentes de las ollas: no son las decoraciones exteriores, sino la vida interior la que que nos mantiene erguidos.

34 – La sumisión no significa que se es débil o pasivo. No conduce al fatalismo ni a la capitulación. A la inversa, el verdadero poder reside en la sumisión, un poder que viene del interior. Los que se someten a la esencia divina de la vida vivirán sin que su tranquilidad o su paz interior sea perturbada, incluso cuando el vasto mundo va de turbulencia en turbulencia.

35 – Los polos opuestos nos permiten avanzar. No sonlas similitudes o las regularidades lo que nos hacen progresar en la vida, sino lo contrario. Todos los contrarios del universo están presentes en cada uno de nosotros El creyente debe pues encontrar al increyente que reside en él. Y el increyente debería aprender a conocer al fiel silencioso en él. Hasta el día en el que se alcanza la etapa de Insan-i Kamil, el ser humano perfecto, la fe es un proceso gradual que necesita su contrario aparente: la incredulidad.

36 – Este mundo es erigido sobre el principio de la reciprocidad. Ni una gota de bondad ni un grano de maldad se quedarán sin reciprocidad. No temas los complots, las traiciones o las malas artes de los demás. Si alguien te tiende una trampa, acuérdate, DIOS también. Él es el más grande de los conspiradores. Ninguna hoja se estremece sin que DIOS lo sepa. Cree simplemente y plenamente esto. Haga lo que DIOS haga. Lo hace maravillosamente.

37 – DIOS es un relojero meticuloso. Su orden es tan preciso que todo sobre la tierra se produce a su tiempo. Ni un minuto demasiado temprano, ni un minuto demasiado tarde. Y para todos, sin excepción, el reloj es de una puntualidad exacta. Hay para cada uno un tiempo para amar y un tiempo para morir.

38 – Jamás es demasiado tarde para preguntarse: “¿ Estoy dispuesto a cambiar de vida? ¿ Estoy dispuesto a cambiar interiormente? ” Si un día de tu vida es el mismo que el día precedente, es por supuesto una lástima. En cada instante, en cada nueva inspiración deberíamos renovarnos, renovarnos aún más. No existe más que un medio de nacer a una nueva vida: morir antes de la muerte.

39 – Mientras que las partes cambian, el conjunto queda siempre idéntico. Para cada ladrón que deja este mundo, otro nace. Y cada persona honrada que se apaga es reemplazada por otra. De esta manera, no sólo nada queda idéntico, sino que nada cambia verdaderamente. Por cada Sufí que muere, otro nace, en alguna parte.

40 – Una vida sin amor no cuenta. No ee pregunte qué tipo de amor deberías buscar, espiritual o material, divino o terrestre, oriental u occidental … El amor no tiene etiquetas, ni definiciones. Es lo que es, puro y simple. “El amor es el agua de vida. ¡ Y un ser querido es un alma de fuego! El universo gira de otro modo cuando al fuego ama al agua “.

Jaque Mate – Jalaluddin Rumi

Toma prestados los ojos del amado.
Mira a través de ellos y verás el rostro del amado
En todas partes, libre de cansancio y de hastío.
«Seré tus ojos, tus manos y tu amar».
Permite que eso suceda y las cosas
Que has odiado se volverán ayudantes tuyos.

Cierto predicador siempre sermoneaba con prolongado entusiasmo
A ladrones y atracadores de los viandantes:
«Que tu misericordia, oh Señor,
Compense su insolencia».
No rezaba por los buenos
Sino sólo por los descaradamente crueles.
¿Por qué haces eso?, le preguntaba su congregación.

«Porque me han hecho favores muy generosos.
Constantemente me acuerdo de las cosas que quieren.
Me encuentro con ellos, me apalean y me dejan tirado en la calle
Casi muerto. Entonces yo vuelvo a comprender que lo que ellos quieren
No es lo que yo quiero. Me mantienen en el camino espiritual.
Por eso los honro y rezo por ellos».

Dale las gracias a aquellos que te hagan regresar
A la soledad de Dios, cualquiera que sea la razón.
Ten cuidado con los otros, los que te aportan
Deliciosas comodidades que te apartan de la plegaria.
Hay veces que los amigos son enemigos
Y los enemigos, amigos

(…)

Si no puedes hacer tú solo ese trabajo, no te preocupes.
Ni siquiera tienes que tomar una decisión
Hacia un lado u otro. El Amigo, que sabe
Mucho más que tú, te aportará dificultades,
Pesares y enfermedad
Que serán tu medicina, tu felicidad,
La esencia del momento en que te apalean,
Cuando escuches decir Jaque Mate y puedas contestar finalmente
Con la voz de Hallaj:
Confío en que me mates.

Como encontrar a tu pareja perfecta – Jeff Foster

COMO ENCONTRAR A TU PAREJA PERFECTA
Una guía paso a paso

Existe una dinámica inconsciente de búsqueda en la raíz de todo drama, de todo conflicto, y por lo tanto de soledad en, incluso nuestras más íntimas relaciones…

Habitualmente buscamos a “alguien más” para que nos proporcione ese tipo de amor y apoyo que ese alguien no puede o no podrá dárnoslo ahora mismo. Y entonces nos desilusionamos, nos sentimos abandonados, inseguros, sin amor y como si no mereciesemos ser amados. Y luego culpamos a ese “otro” por estos sentimientos aparentemente insoportables que llevamos dentro, en vez de permanecer con la cabeza bien alta en nuestra propia experiencia.

Si eres honesto contigo mismo, verás que en tu sufrimiento lo que estás haciendo realmente es dejar atrás esa preciosa parte de ti que sólo pide un poco de amor. Un dolor, un miedo, una duda, un enojo ha surgido en ti no para ser “reparado” o “sanado” o “sacado de allí” por otro, sino para ser amado, abrazado, incluído, santificado…¡por ti! ¡Tú eres el elegido!

En otras palabras, estás buscando erróneamente a otra persona para completarte a ti mismo de nuevo.
O quizás te encuentras tratando de cambiar o reparar a otro, enfocandote en sus defectos, sus fallas e imperfecciones, generando resentimiento, esperando que se transforme, para que entonces LUEGO te ame…(¡Buena suerte!).

De una manera u otra, has hecho que tu felicidad dependa de la felicidad de otro y de su ritmo de evolución: un lugar muy poco empoderador para estar. Lo llamamos “amor”, pero lo que es realmente es pura adicción, Dependencia.
Sigue leyendo

Deja de querer repararte

Deja de querer sanarte, de querer repararte,
Incluso deja de querer despertar.

Deja de adelantar la película de tu vida.
Deja de querer “soltar”.
Sanarse no es un destino.
Permanece aquí.

Tu dolor, tu pena, tus dudas, tus anhelos,
Tus pensamientos llenos de miedo… no son errores,
Y no están pidiendo ser sanados.
Están pidiendo ser sostenidos. Aquí, ahora, suavemente,
En los brazos amorosos, sanadores, de la conciencia presente.

– Jeff Foster

 

Mooji – Esta voz es de la mente o del ser?

Para algunas personas en el momento en que aparece un pensamiento inmediatamente son atraídos hacia él. Un pensamiento dice: “A esa persona no le gustas” e inmediatamente cambian la actitud, como si no hubiera ningún espacio. No reflexionas ni te dices ¿Qué es esto? ¿De donde viene? Inmediatamente estás actuando el pensamieto.

Con el espacio que hay en tí como el ser eres capaz de discernir estas cosas sin ningún pánico. Puedes mirar a esos pensamientos y decir  ¿Qué es? ¿Quién está haciendo qué aquí? Entender si hay en ellos tanta carga como para darles tanta atención. De lo contrario ¿porqué vendrían? ¿porqué serían incluso tomados en cuenta?

Muchos pensamientos surgen de manera potencial dentro de la conciencia, pero no florecen porque no hay ningún interés en ellos.  No queda ninguna memoria de ellos, no se registran en absoluto, y no tienes que trascender algo en lo que no tengas ningún interés. Simplemente no se conecta contigo.

Video disponible con subtítulos en español, mirar las opciones.