Parar la mente

Sólo la mente puede querer parar la mente, por creerse molestada por la mente.

Eso que escucha a la mente y a lo que quiere parar la mente nunca se molesta, no es ni siquiera tocado por la mente.

Intentar parar la mente es como querer parar la nubes. Déjalas pasar. Encuentra tu lugar.

Somos el espacio por donde pasan las nubes. La mente solo tiene poder si te identificas con los pensamientos.

whatsapp image 2018-12-30 at 13.39.48 (1)

Anuncios

Taller de iniciación a la astronomía en Gran Canaria

¿Eres un amante del cielo nocturno? ¿Te interesa saber más sobre el universo? ¿Te gustaría observar la bóveda celeste a través de un telescopio? ¡Ven a disfrutar del cielo nocturno con nuestro taller de iniciación a la astronomía dirigido por Jose Garcia!
Está pensado para aquellas personas interesadas en el cosmos, en especial para principiantes. No requiere de conocimientos previos ni poseer instrumental astronómico, se desarrollará una parte teórica y otra práctica. Si quieres saber más información o inscribirte escríbenos a educereinnatura@gmail.com o al 649.820.994. ¡Las plazas son limitadas!

 

La nueva tierra

En este video Eckhart Tolle explica la transición por la que estamos pasando en la tierra.

El Cambio de Ciclo, el Pacha Kuti, el Kali Yuga, la Nueva Era, el Nuevo Tiempo, el Apocalipsis y el Cielo.

Muy recomendado.

La Danza de la Creación

Los hindúes han creado una encantadora imagen para describir la relación entre Dios y su Creación. Dios «danza» su Creación. El es su bailarín; su Creación es la danza. La danza es diferente del bailarín; y, sin embargo, no tiene existencia posible con independencia de El. No es algo que se pueda encerrar en una caja y llevárselo a casa. En el momento en que el bailarín no está, la danza deja de existir.

En su búsqueda de Dios, las personas piensan demasiado, reflexionan demasiado, hablan demasiado. Incluso cuando contemplan esta danza que llamamos Creación, están todo el tiempo pensando, hablando (consigo mismo o con los demás), reflexionando, analizando, filosofando. Palabras, palabras, palabras… Ruido, ruido, ruido… Guarda silencio y mira la danza. Sencillamente, mira: una estrella, una flor, una hoja marchita, un pájaro, una piedra… Cualquier fragmento de la danza sirve. Mira. Escucha. Huele. Toca. Saborea. Y seguramente no tardarás en verle a él, al Bailarín en persona.

Anthony de Mello
Si te gustó esto, en el siguiente link puedes ver el
Libro de cuentos de Anthony de Mello – El Canto del Pájaro

El cielo, a dos pasos del infierno

Timelapse grabado en la isla de La Palma, en Islas Canarias, a partir de un taller en el Instituto de Astrofísica de Canarias.

A dos pasos del infierno (Tenerife timelapse) from Luis Caldevilla on Vimeo.

 

Gracias por la belleza!

Astronomía guanche: quince de agosto, inicio del calendario lunar

El próximo quince de agosto los canarios de ahora, como los de antes, llegamos a una importante fecha astronómica. Una fecha señalada por los pueblos originarios de Canarias como clave en la elaboración de calendarios, util en las predicciones meteorológicas y por lo tanto imprescindible para planificar las cosechas, tanto la siembra como la recolección. Alinearnos con esta fecha extiende también la conexión con nuestra historia y el reconocimiento al avanzado desarrollo científico-tecnológico de nuestros antepasados.

Esta utilísima aplicación agrícola de los conocimientos astro-meteorológicos dio lugar a la festiva denominación de “Beñesmén” o fiesta de las cosechas, del quince de agosto. Después de la conquista de las islas esta fecha clave fue superpuesta por una celebración cristiana, como hacían en todas sus conquistas los españoles de esa época, quedando el quince de agosto como la festividad de la Virgen de Candelaria. Esta celebración tiene lugar en los municipios canarios de Candelaria y Chipude.

Esta situación se repite en varios momentos claves del ciclo anual. Por ejemplo, la primera luna llena de la primavera, que desestabiliza mucho la atmósfera ocasionando importantes precipitaciones, información que utilizan nuestros agricultores en sus faenas, es otra fiesta astronómica ancestral, que la iglesia católica utiliza para conmemorar la semana santa, que se traduce en que un año este hecho ocurre en marzo, otro en abril, etc., dependiendo de cuando coincida el plenilunio. Ese es el motivo por el cual en Semana Santa siempre hay luna llena. Otro lamentable ejemplo lo tenemos en Navidad o fiesta científica taimen ancestral en la que se celebra, con estrella o cometa incluido, el solsticio de invierno o día más corto del calendario solar.

El “Beñesmén”, también fue corroborado por las investigaciones del profesor doctor José Barrios del Departamento de Análisis Matemático de la Universidad de La Laguna. Según sus investigaciones las celebraciones del quince de agosto tienen por objeto marcar el inicio del año lunar guanche a partir de la aparición en el horizonte de la estrella Canopo, la segunda más brillante del firmamento. El orto heliaco de Canopo, o sea, su primera aparición en el horizonte después de su periodo de invisibilidad, tiene lugar a mediados del mes de agosto, lo que utilizaron nuestros antepasados para indicar la primera luna del calendario de doce lunaciones, sincronizando el calendario lunar con el ciclo de las estaciones.

Desde hace algunos años se conmemora el día de “La Candelaria” el 2 de febrero, festivo por ejemplo en la isla de Chinet (Tenerife). Justo un día después, el 3 de febrero, se conmemora San Blas en la Gomera, festividades que, según el doctor Barrios, también estarían relacionadas con la aparición de la estrella Canopo tras la puesta del sol, acontecimiento que tiene lugar a finales de enero y principios de febrero, celebraciones documentadas igualmente en Chinet por el cronista Espinosa, que narra como en 1497 los colonizadores asentados en La Laguna se dirigieron a Candelaria para retener a los esclavos guanches ausentados de la ciudad lagunera. El calendario científico debe incluir la ancestral festividad del 2 de febrero, además del primer plenilunio de la primavera y los solsticios de verano (año nuevo solar guanche) y de invierno.

El quince de agosto los guanches de hoy y todas las personas respetuosas con nuestra cultura y tradiciones celebraremos una de las manifestaciones más multitudinarias y arraigadas en nuestro pueblo, tanto en Chinet (una vez más abarrotando los numerosos senderos que atraviesan nuestros montes) como en la Gomera y en el resto del archipiélago, mirando al sur en el horizonte del atardecer, reviviendo la mágica aparición de Canopo y con ella el mágico calendario lunar guanche.

CUEVA PINTADA DE GALDAR, CALENDARIO SOLILUNAR GUANCHE

La Elevación

Elevarse no es subir. Elevarse es sutilizarse. Completarse. Cuando una partícula de materia se eleva hacia el cielo, está transformándose en algo menos denso. Como sucede al cocinar. El agua, en contacto con el fuego, se transforma en una forma más sutil, el vapor, y se eleva hacia el cielo. Agua + Fuego = Aire

Ese vapor podríamos pensar que está subiendo. Realmente no existe arriba y abajo. El planeta es redondo, el espacio es curvo. Podemos definir arriba como la dirección hacia el cielo, pero realmente el cielo está en todas las direcciones, lo único que hacia un sentido está la tierra en medio y hacia el otro no. Ese vapor que se eleva, simplemente está cambiando su frecuencia y está siendo atraído por otra fuerza gravitatoria, la fuerza del universo.

Lo mismo pasa en una semilla, que al germinar las raíces y las ramas son exactamente iguales, y se estiran en ambas direcciones, como dibujando el movimiento de energía de un toroide. Unas se sienten atraídas por la tierra y otras por el sol. Se podría imaginar que toda la parte visible de los árboles estuviera colgando desde la tierra hacia el vacío. Esos árboles estarían agarrados con sus raíces a la tierra como si estuvieran girando agarrados de las manos de su madre y con los pies volando. No existe arriba y abajo.

En determinadas frecuencias las partículas son más afectadas por la gravedad terrestre, se sienten atraídas hacia lo material. En otras frecuencias las partículas conectan con otras fuerzas que producen un movimiento de atracción hacia el universo. Son direcciones de movimiento dentro de un continuo. Es como sucede en las personas en el llamado “camino espiritual”, o desarrollo personal.