Antes de las palabras

La palabra confunde lo que nombra con lo que define,
cubre de experiencia la fresca vivencia,
filtrando sus colores y añadiéndole sabores,
transformando en concreta opinión cada informe sensación.

Ninguna palabra en sí misma tiene un significado.

Son pequeñas excusas escritas o sonoras
para el intercambio de pensamientos y emociones.
Cápsulas o pastillas, inyectables o efervescentes.

Ninguna palabra en ningún idioma
puede explicar qué soy.
Todas van después. Todas son aprendidas.

Lo que és, lo que eres, ya estaba ahí,
para que esas palabras pudieran ser aprendidas.

Si alguien me pidiera una palabra, no sé cual diría,
pero ojalá que me escuchara,
antes de las palabras.

Confirma tu posición, permanece como la Consciencia

Cada vez que entre la mente, permanece como la Consciencia.
Siéntate en Esto como Esto mismo.

La mente vendrá y hará todo lo posible
para llamar tu atención e interés
te llamará por tu nombre y jugará sus mejores cartas,
pero simplemente permanece como la Consciencia.

Tu corazón comienza a latir con fuerza, se avecina un dolor de cabeza,
pero simplemente permanece como la Consciencia.

Así es como quiero ayudarte,
porque esto es lo que realmente te ayudará
a alcanzar la libertad final.

No nos centremos en tus problemas,
porque no tienen fin;
de hecho, el juego de los problemas simplemente se multiplica
y mantiene viva tu identidad falsa.

Quiero ir a la raíz de todo,
no solo recortar las hojas de este árbol.

Mediante el hábito, la atención sigue conectándose
a algunas imagenes en la mente
a las que les das importancia
y por eso parece difícil salir de eso.

¡Pero sal fuera! ¿Cómo?
Viendo y confirmando tu posición
como la consciencia testigo de todo el juego de la mente
y por tanto confirmando a través de la experiencia directa
que eres el Observador sin forma.

Así es como sales.
Este es el fruto final del verdadero Satsang.

~ Mooji

Verdadera meditación – Papaji

* * * La Verdadera meditación * * *

Cuando meditas,
el ego aparece y te conviertes en el meditador.
En este proceso, conviertes la Realidad en un objeto,
cuando en realidad es quien Tu realmente eres.

Entonces, la mejor meditación es simplemente permanecer en silencio aquí.

No sigas ningún pensamiento y no actives la mente.
Esta es la verdadera meditación.

Saber que estás meditando no es verdadera meditación.

Cuando te quedas en silencio aquí,
no hay meditador.
No hay nada que lograr en el futuro,
porque todo ya está aquí.

El meditador aparece desde aquí.

Cuando te quedas en silencio eso es,
ningún meditador, ninguna meditación y ningún objeto de meditación.

Esta es Existencia-consciencia-felicidad en sí mismo.

Es en este instante, en este espacio.
Es lo que eres, sin deseos.
Perfecto Ser.

En un abrir y cerrar de ojos ¡eres libre!

~ Sri Papaji

Nadie escucha el silencio

El silencio, ¿quién sabe lo que es?

¿Existe el silencio? Parece no existir, hasta en el lugar más silencioso uno llega a escuchar los latidos de su corazón. Y sin embargo todo sonido nace del silencio.

¿Dónde se encuentra el silencio? ¿Quién escucha el silencio? ¿Se puede escuchar el silencio? ¿O acaso es el silencio el que escucha?

¿Quién escucha? La mente comenta sobre lo que escucha, por lo tanto la mente escucha sonidos. ¿Pero quién escucha también a la mente? Con sus palabras y conversaciones. ¿Quién escucha a la voz de la cabeza?

Y eso que escucha a la mente es capaz también de discernir la veracidad de los pensamientos. Y hasta su intención. ¿Quién es ese que puede ver las intenciones ocultas de la mente aún cuando la mente no las dice?

No es alguien. Es nadie. Pero escucha.

Estás bien donde estás – Mooji

Crecimos con los refranes, ‘Los nuevos amigos son plata, los viejos amigos son oro’ y ‘Los amigos están allí cuando los necesitas’. A veces, tus mejores amigos son aquellos que no están allí cuando los necesitas. Porque entonces tienes que ir más allá de la necesidad y encontrar algo mucho más profundo que la comodidad que la mente busca.

Video con subtitulos en español