Nada y Todo

“Venimos sin nada y sin nada nos vamos”, dicen.

Venimos de la Nada. Y aparecemos en el Todo. Aparecemos en las formas. Donde el Todo se crea a si mismo.

Venimos de la Nada, de la Unidad, del Ser.

¿Quieres ir de la Nada al Todo y traer algo? ¿O llevar algo del Todo hacia la Nada?

El Todo es creado durante una noche de Brahma, mientras Dios sueña que está separado.

El Todo es el propio sueño. Y tu eres quien sueña. Y quien despierta.

 

La mente no sabe nada – Mooji

Extracto de Charla de Mooji

Yo quiero decirte algo, la mente no sabe nada. La mente no es capaz de creer o no creer. Porque la mente no tiene realidad, sólo puede presentar un pensamiento, sugerir, y Tú crees. La mente no cree, la mente dice “yo quiero estar segura”. Pero la mente por si misma nunca va a estar segura, eres tú quien crees. Me pregunto si reconoces la diferencia.

Tu no eres la mente, la mente es un aspecto, una función de tu Ser. Eres tú que conoces la mente, la mente no te puede conocer a ti. Eres tú el que ves la mano, la mano no te puede ver a ti. Tu eres aquel que percibe, incluyendo percibir a la mente también. Tu percibes los sentidos, objetos sensoriales, tu percibes el tiempo en la forma de pasado, presente y futuro, tu percibes todos los conceptos, tu percibes incluso a la memoria. Percibes al ego, deseo, apegos. Incluso el deseo por la iluminación tu lo percibes. Ninguna de estas cosas pueden existir sin ti. ¿Quién eres tu?

Cuatro leyes de la espiritualidad en India

En la India se enseñan las Cuatro Leyes de la Espiritualidad

La primera dice: “La persona que llega es la persona correcta”
Es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice: “Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”
Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…”. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice: “En cualquier momento que comience es el momento correcto”
Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

La cuarta y última: “Cuando algo termina, termina”
Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

Creo que no es casual que estemos leyendo esto; si este texto llega a nuestras vidas hoy es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado.

OM TAT SAT